Pagos por móviles y regulación

Las autoridades financieras de los Estados Unidos están cada vez más atención a un sector diferente: los teléfonos móviles o celulares y hay un debate intenso sobre la normativa reglamentaria que quizás sea necesaria. Inquietud que ha llegado incluso al Congreso. Se reclama una mayor atención a los nuevos temas que surgen ligados al auge de los pagos realizados vía móvil. Do Mobile Payments Need More Regulation? es el extenso artículo publicado por American Banker sobre el tema.

De momento se echa en falta que no haya un regulador claro quién está a cargo de todo lo relativo a los pagos móviles. La tecnología va más rápida que lo que está sujeto en las normas.

Aunque el volumen de pagos por teléfono móvil no está cerca de otras transacciones de pago más tradicionales, la tecnología se está expandiendo con radpidez. Múltiples plataformas de diferentes empresas que despliegan nuevos productos cada semana y dispositivos que imitan una “cartera” capaz de procesar una transacción en el punto de venta, estimándose que los teléfonos podrían algún día reemplazar al plástico.

Sin embargo, las dos leyes vigentes en los Estados Unidos relacionadas con este tipo de transaciones son anteriores a estas innovaciones. En la actualidad, las transacciones electrónicas están reguladas por la Ley de Transferencia Electrónica de Fondos (Electronic Fund Transfer Act), que incluye, entre otras disposiciones, las salvaguardias contra las transferencias no autorizadas. Para los pagos móviles vinculados a una tarjeta de crédito o cuenta de otra parte se aplica la Truth in Lending Act.

Anteriormente, la Reserva Federal – que ha publicado recientemente un informe sobre las tendencias de pago móvil – implementó nuevas normativas y reglamentos.

La mayoría de los observadores dicen que las leyes existentes proporcionan un marco legal suficiente para el ámbito de los pagos móviles, ya que la mayoría de los productos están relacionados con una o varias tarjetas de crédito, u otros tipos de cuentas de los consumidores regulados.

Los problemas podrían surgir a través de los nuevos protagonistas del mércado. Comos ería el caso, por ejemplo, de los  operadores de telefonía móvil, que pueden estar sujetos a su propia normativa como un proveedor de comunicaciones …. Pero en su mayor parte, como con cualquier otro tipo de forma de pago, puede llevarse a cabo dentro del marco normativo vigente, si el proveedor del servicio financiero está bien regulado, tal como sucede con los bancos o asimilados.

Sin embargo, estos nuevos protagonistas requieren  un cierto grado de coordinación entre distintas agencias gubernamentales. Por ejemplo, mientras que el CFPB es el principal regulador de vigilar el cumplimiento de las leyes del consumidor por parte de los proveedores de servicios financieros, la Comisión Federal de Comercio mantiene vigilancia sobre otros productos de consumo, y los proveedores de telecomunicaciones están regulados por la Comisión Federal de Comunicaciones.

Se piensa que el mercado está muy por delante del marco normativo, y los sectores de telecomunicaciones y la banca están convergiendo. Esto puede exigir al Congreso la elaboración de algunos principios reguladores nuevos.  Aunque algunos sotienen lo contrario: las actuales leyes darían a la autoridad de un amplio alcance para supervisar los pagos.

Es demasiado pronto para decir si el Congreso va a tomar en serio una nueva legislación, si bien los legisladores del Congreso de los Estados Unidos han manifestado su interés en saber si el panorama normativo debe aclararse. Aunque con el mercado todavía en desarrollo, expertos de la industria de pagos móviles han manifestado que el momento no es el adecuado para las reformas regulatorias: “El mercado es demasiado joven. Hay un gran riesgo de que se estrangulen  innovaciones importantes en su infancia.

La opinión de la industria no acaba por convencer totalmente a los legisladores:  “En el mundo tradicional de pago, si usted pierde su tarjeta de crédito, usted sabe a quién llamar. Usted llama a su institución financiera emisora ​​y decir: ‘Acabo de perder mi tarjeta de crédito'”, dijo Mark MacCarthy, vicepresidente de política pública en la Asociación de la Industria del Software y la Información y ex trabajador de Visa. “En el mundo de pago móvil, si usted pierde su teléfono celular y hay una aplicación móvil de pago en él, no está claro en este momento a quién el consumidor debe llamar. Para que el mercado despegue habría que despejar este tipo de incógnitas.

Temas relacionados con Pagos por móviles y regulación

X

Añadir Comentario

Comentarios