Lola: el asistente inteligente de banca online del BBVA desarrollado por SRI (en Silicon Valley)

En SRI International (Silicon Valley) los representantes del BBVA y SRI  acaban de presentar restringidamente un asistente inteligente de banca online avanzado (pensado para teléfonos inteligentes, banca online) que se ha estado desarrollando durante los dos últimos años, según informa TechCruch y otras fuentes.

SRI es uno de los Institutos de investigación más cococidos y prestigiosos del mundo, ubicado el Silicon Valley. Nacido en la Universidad de Stanford en sus origenes (1946), se independizó (1970) y recientemente fue adquirido por Apple (2010). SRI y BBVA han estado colaborando en un nuevo proyecto, con el nombre de “Lola”, y que se ha calificado como “un asistente personal  de nueva generación” (tras sri, el asistente virtual personal diseñado para el  iPhone 4S de Apple y desarrollado por el mismo centro).  En este caso, esta tecnología de asistente personal se  ha aplicando  a un sector específico distinto: la banca.

El proyecto Lola del BBVA

La Directora General de Innovación del BBVA, Beatriz Lara Bartolomé, informó que “Lola” es el nombre de una verdadera agente de ventas del BBVA en Madrid. que destacaba sobre el resto de agentes por sus espectaculares resultados de ventas. Cuando desde el BBVA fue entrevistada acerca de los secretos de su éxito, descubrieron que su secreto era “su pasión y entusiasmo por los clientes”.  Con esta filosofía nació el proyecto, tratando de crear una “Lola virtual”.  Beatriz Lara es la “responsable de diseño de la banca del futuro del BBVA, el próximo modelo de banca basado en la tecnología en el que el proyecto Lola es uno de los componentes claves para una central y nueva orientación de la banca online con los clientes.

En la demo, alguien del SRI visita el sitio web de BBVA Compass (la marca del BBVA en EE.UU.), donde se abre una ventana de conversación. En la misma se produjo  una “charla” entre el visitante y  Lola, la asistente. Esta contestó a diversas preguntas relacionadas con el pago de un préstamo, fecha de vencimiento del pago, pago de una hipoteca regular, y, por último, le pidió a Lola que le ayudara a encontrar una transacción de14 dólares en su cuenta. Aunque el cliente no tenía ninguna transación de esa cantidad Lola le indicó cinco transaciones que se aproximaban.

Las tareas pueden parecer relativamente sencilas, pero Beatriz sostiene que no es una funcionalidad que exista en los sitios web bancarios actuales y es probablemente algo que se suele pedir a un ser humano real, como un cajero. Igualmente impresionante fue la naturalidad de la conversación y alguna tarea compleja (hacer un pago mensual de la hipoteca), con una sola frase. Lola también se maneja bien en el contexto de los diferentes comandos – cuando se le preguntó por el saldo de un préstamo, y luego corrigió: “Lo siento, mi hipoteca”, Lola se dio de que estaba corrigiendo una declaración anterior y le dio su balance de la hipoteca.

Lola respondió con aplomo a todas la preguntas y pidió que se le aclarasen cuestiones si fue necesario, y llevó a cabo las instrucciones pertinentes. Toda la conversación se llevó a cabo en inglés hablado, aunque Lola también entiende comandos escritos.

Estrategia de banca de futuro del BBVA para los próximos años

En el futuro, Lola podría empezar a realizar tareas cada vez más inteligentes y más dinámicas, por ejemplo, indicarle al cliente que está a punto de incurrir en un cargo o recomendar los cambios que podrían mejorar sus finanzas.

Durante los próximos meses, Beatriz señaló que el BBVA llevará a cabo los ensayos de campo, con el objetivo de lanzar una versión comercial de Lola “tan pronto como nos sea posible.” La Directora General de Innovación  sostiene que en un mundo donde las tres cuartas partes de la población tienen un teléfono móvil, mientras que menos de mil millones de personas tienen una cuenta bancaria, Lola podría convertirse en una importante forma de prestar servicios financieros a los clientes “no bancarizados”.

SRI ve aplicaciones más allá de BBVA. La compañía considera Lola como “un gran diferenciador”, por ahora, pero dice que licenciar la tecnología a otros bancos es una posibilidad en el futuro. Norman Winarsky, vicepresidente del SRI de Empresas, también dice que el SRI posee “el motor principal” y estudiará la posibilidad de aplicarlo a otras industrias.

La apuesta de SRI Internacional con Lola

SRI International es un de los centros de la investigación independientes líderes del mundo y de las organizaciones de desarrollo de tecnología. SRI, que fue fundado por la Universidad de Stanford en Stanford Research Institute en 1946 y se convirtió en independiente en 1970, Su misión ha sido satisfacer las necesidades estratégicas de los clientes y socios durante más de 60 años. Es conocido por su invención del ratón del ordenador y la informática interactiva, el SRI también ha sido responsable de importantes avances en la creación de redes y comunicaciones, la robótica, descubrimiento de fármacos entre otros desarrollos.

A propósito de Lola los responsables del proyecto comentaron que “Sentimos que teníamos que ir más allá de Siri (su anterior desarrollo), porque en este caso, queremos un sistema que realmente pueda ser un asistente, es decir, un software que nos conoce, sabe qué hacer, sabe cómo hacerlo, y luego lo hace,”

Ver más sobre Lola: el asistente inteligente de banca online del BBVA, en:

X

Sin Respuestas

Añadir Comentario

Comentarios