Pagos móviles: un sector de billones de dólares ¿vía mensajes de texto?

Un interesante y extenso artículo ha publicado la revista digital TechCruch con el título: Pagos móviles: un sector de billones de dólares… Una vez que los usuarios realmente puedan pagar.
Mobile Payments: A Trillion Dollar Industry… Once Everyone Can Actually Make A Payment.

El artículo defiende que las formas de pago móviles del futuro deberían ser independientes del dispositivo y sistema operativo y tendrían que hacer posible el pago con cualquier tipo de móvil. Actualmente el sector está sujeto a la “guerra” de dispositivos y tecnologías que no permiten progresar rápidamente.

“¿Es un teléfono con Windows? Uh, lo siento …. Sólo se aceptan pagos de los dispositivos de Apple”. Con esta respuesta hipotética de un comercio estadounidense la revista ilustra la situación actual. Es el equivalente por ejemplo al “no aceptamos tarjetas American Express” de hace unos años atrás.

Según Nick Hughes, autor del artículo, los sistemas de pago cerrados y restrictivos se están interponiendo en el progreso de los pagos móviles obstaculizando el progreso económico que sin duda llevarían consigo. Artículos recientes cuestionan si realmente se necesita los pagos con la tecnología NFC, lo que vendría a ilustrar cuan lejos estamos de la “utopía” del pago por móvil.

Los pagos móviles necesitan crecer de forma significativa si van superar las previsiones de llegar a representar más de un billón de dólares para el año 2016.

La necesidad de una estrategia de no restrictiva para le desarrollo de los pagos móviles

Hoy en día, la única cosa que más comúnmente llevamos todos es un teléfono celular, que sería sin más la base para la forma más lógica de pago en el futuro. Irónicamente, muchas empresas centran su atención e  innovación en pagos móviles ligados a nuevos tipos de “mecanismo de pago” propietario en forma de aplicaciones aisladas, por ejemplo la tecnología NFC requiere dispositivos y otros componentes exclusivos de pago por móvil.

La óptica de “early adopters” o pioneros del Silicon Valley no sirve para el resto del mundo. Hay unos 6 mil millones con teléfonos móviles en todo el mundo – un asombroso 85 por ciento de la población mundial- . Pero sería muy importante tener en cuenta que el 95% de estas personas no llevan encima un dispositivo de Apple. Y por otra parte, el 75% de de la población mundial todavía no está usando un dispositivo generalmente considerado como un teléfono inteligente.

El razonamiento que surge de estos datos es ¿por qué hay que centrarse tanto en una experiencia de pago móvil en el que sólo el 5% – o como máximo el 25% – del mundo puede participar? ¿No deberíamos centrarnos en lo que todos estos dispositivos tienen en común cuando estamos diseñando una experiencia tan universal como forma de pago? El artículo es tajante: “estamos dejando a mucha gente fuera del juego y mucho dinero sobre la mesa”.

Los esfuerzos de algunas compañías relacionadas con los pagos móviles se han centrado en la experiencia de pago en las tiendas al por menor, donde compañías como Square, PayPal, LevelUp y otros (incluyendo las ofertas de NFC) están creando nuevas formas de llevar a cabo las transacciones con el uso de aplicaciones en un dispositivo móvil.

Desafortunadamente, miles de millones de personas en este mundo no pueden descargar aplicaciones para teléfonos inteligentes. La fragmentación de los sistemas de propiedad y su enfoque en un mercado de élite margina las necesidades de pago de la inmensa mayoría de los seres humanos en el planeta. Las formas de pago móviles del futuro deberían ser independiente del dispositivo y sistema operativo.

¿Pago móvil a través de mensaje de texto? (¿Un sistema para Facebook, Google, Twitter…?)

El artículo hace una clara defensa de un sistema sencillo de transacciones de pago móvil a través de mensajes de texto. Y también el provecho que podrían sacar compañías como Google, Facebook, Twitter…

Un dispositivo en el que a través del texto se puedan realizar transacciones permite extender el mercado a disposición de los 6 mil millones de personas que tienen dispositivos móviles hoy en día en todo el mundo. Esa sencillez abre los pagos móviles a ser realizados en cualquier lugar y en cualquier momento, por cualquier persona. “La mayoría de la gente sólo quiere hacer un pago rápido y seguir adelante con su vida”. La gente prefiere este tipo de sistema respecto a los pagos en línea, ya que sólo se tardan unos segundos para hacer un pago fácil (y seguro) a través de un mensaje de texto. A veces la simplicidad es la máxima sofisticación.

Entonces, ¿cómo pueden los pagos móviles convertirse en una industria de billones de dólares?
Se estima para el año 2016, la “aplicación-a-persona” (A2P) mensajes – mensajes entre un usuario y una aplicación automatizada – va a transformar a industrias como los servicios financieros, publicidad, marketing, administración de empresas, venta de entradas, votaciones populares en televisión, pagos de facturas y mucho más. Se superarán los mensajes de texto “persona a persona” en tan sólo unos pocos años. ¿Qué pasa si los pagos fueran llevados a cabo ​​de la misma manera? ¿Quién dijo que los mensajes son sólo para las comunicaciones?

Imagínese si los 900 millones de personas que forman la comunidad de Facebook tuvieran una credencial de pago simple unido a su cuenta de Facebook y con un solo clic dentro o fuera de sus muros fueran capaces de completar una transacción? Desde esta perspectiva los Facebook credits y los pagos podrían constituir un sistema muy atractivo, ya que los consumidores podrían ser recompensados ​​con créditos de Facebook para fidelizar o como recompensa a la lealtad de marca.

¿Qué hay con la búsqueda de Google? ¿O más concretamente, la búsqueda móvil con pagos rápidos. Google ha estimado que casi la mitad de las búsquedas móviles son de procedencia local y relacionadas con una compra prevista. Una evolución lógica de la búsqueda móvil podría estar ligada a la transacciones móviles del momento.

También Twitter podría sacar provecho de este tipo de pagos. A través de retweets y hashtags simples, la gente debería ser capaz de comprar de forma automática las ofertas y ofertas flash. Imagínese entradas para conciertos u otros eventos que son lanzados exclusivamente a través de Twitter …

No hay nada más sencillo que utilizar su propio número de móvil para compras en línea. “Imagine que es capaz de escribir su número en cualquier pantalla o interfaz, e inmediatamente se recibiría un mensaje de seguridad / confirmación previo para hacerse el pago.

Pocos dudan de la ola de pago por móvil que viene. La pregunta es, ¿vamos a unificar una plataforma común y permitir que el resto del mundo se una a este mercado o seguiremos persistiendo en la fragmentación exclusiva actual? La ola llegará a la cresta, una vez que la mayoría de la gente tenga la oportunidad de participar. Mejor empezar a remar, concluye NICK HUGHES, autor del artículo de TechCrunch.

X

Añadir Comentario

Comentarios