Tarjeta sin contacto, nuevo proyecto impulsado en Cantabria por Banco Santander

Cantabria ha presentado recientemente un  método de banca móvil llamado “tarjeta sin contacto” (contacless), creada por el Banco Santander.

El presidente de la provincia firmó un convenio junto con el alcalde de Santander y el subdirector del Banco Santander una colaboración que permitirá llevar a cabo esta iniciativa en un entorno como Santander y Cantabría donde se apuesta de forma decidida por el concepto de smart cities de forma pionera respecto al resto de España. .  La meta del presidente y del alcalde de Santander es colocar al Santander en la ciudad número uno de la innovación tecnológica a través de múltiples iniciativas.

El comienzo de este sistema comenzará con el reparto de unas 50.000 tarjetas a través de las cuales los cántabros los cántabros podrán comprar en comercios, utilizar transporte público y servicios hoteleros o acceder a servicios públicos en general y saldar deudas con una tarjeta que, sin necesidad de tocar nada o pasar banda magnética por datáfono alguno, hará efectivo el pago.

Ignacio Diego, el presidente de Cantabria está muy satisfecho con el nuevo servicio aportado por el banco y los beneficios que acarreará. Comenta muy seguro de sí mismo que será un gran paso para la reactivación de la economía y ayudará a mejorar los servicios de la provincia.

Carlos Haza, el subdirector del Banco Santander afirma que aumentará la rapidez de los pagos y con ello se estimulará el consumo. Como pilar de esta afirmación pone de ejemplo el caso de Master Card en Estados Unidos en el que aumentó el consumo en un 40%.

Este sitema comenzará a operar en menos de dos meses, con aproximadamente las mencionadas 50.000 tarjetas con un coste superior al 60% de lo que cuestan las convencionales, corte que en un principio asumirá el banco.

En algunos círculos ha llamdo la atención de por qué el proyecto se lleva acabo con tarjetas y no con teléfonos móviles. Al parecer, esta solución intermedia basada en protocolos tipo NFC (pero con tarjetas) no exige movilizar a más actores que el Banco y los comercios, sin necesidad de introducir a los operadores. Por tanto, es una iniciativa mucho menos compleja y abordable en un periodo de tiempo menor.

X

Añadir Comentario

Comentarios