Bancos australianos: pérdidas de 27.000 millones de dólares anuales vía competidores digitales

Macquerie ya ha evaluado las pérdidas millonarias a las que se enfrenta la banca tradicional australiana a corto plazo como consecuencia del auge de la cultura y los servicios digitales.

Los grandes Bancos de Australia se enfrentan a la perspectiva de perder el 30% de sus ingresos ante una nueva ola de competidores digitales. Según la investigación de los analistas bancarios de Macquarie, podrían estar en juego hasta 27.000 millones de dólares en los mercados de crédito y pagos principales de los bancos.

Bancos australianos

Mercado de pagos

Para el equipo de Macquarie, la amenaza más inmediata se encuentra en el mercado de los pagos, con un valor de 9.000 millones de dólares, al tener que hacer frente a la competencia de plataformas alternativas, como PayPal, orientada a la creciente popularidad de las transacciones en línea a través de dispositivos móviles. El 60% de los clientes ya disponen de un móvil inteligente y la competencia se encrudecerá aún más en 2016 cuando la totalidad del sistema de pagos electrónicos de Australia se traslade a la nueva plataforma de pagos en tiempo real.


Negocio de los préstamos

A largo plazo, los Bancos deberán hacer frente, según Macquarie, a un problema aún mayor con su negocio de préstamos, que tiene un valor de 18.000 millones de dólares (o aproximadamente un 20% de los ingresos totales del sector). En este caso, la mayor amenaza no está en los prestamistas P2P, sino, sino en otras plataformas como Google, PayPal o el gigante chino del comercio electrónico Alibaba.

“Estos participantes suelen entender a sus clientes porque gestionan un mercado para sus productos (como Alibaba) o porque conocen sus hábitos de consumo (como, Google Wallet o PayPal)”, señala la investigación de Macquarie.

La necesidad de una estrategia de la banca convencional

Según los analistas, para evitar la competencia y mantener la confianza, los Bancos tendrán que construir infraestructuras que les permitan ofrecer una Banca en tiempo real, tener presencia omnicanal, desarrollar servicios de valor añadido y hacer un mejor uso de su conocimiento del cliente (antes de que otro lo haga).

Se espera que los cuatro grandes bancos inviertan una cantidad adicional de entre 500 y 3.000 millones de dólares para actualizar sus sistemas principales de bBnca a lo largo de los próximos cuatro años.

De acuerdo con la clasificación de Macquarie, el Commonwealth Bank lidera la carrera en TI, mientras que la nueva plataforma NextGen del NAB se adecúa al “nuevo mundo”, pero su instalación se está quedando sin tiempo y presupuesto.

El informe dice también que ANZ y Westpac son los que más trabajo tienen por hacer para ponerse al día.

Impacto en la Banca

En base a las inversiones previstas, el equipo de Macquarie ha rebajado sus previsiones de beneficios para los Bancos ANZ, NAB y Westpac entre un 2% y un 3%.

La gran sorpresa es que los Bancos todavía no se hayan visto afectados por la feroz competencia de los nuevos participantes digitales que ya ha sacudido otros sectores como el comercio minorista, los medios de comunicación o el turismo. Según señala el informe, los servicios financieros no son diferentes y muchos de los activos estratégicos de la banca podrían ser fácilmente adoptados por participantes del nuevo mundo.

Para los analistas de Macquarie hay una serie de razones por las que la transformación tendrá lugar en los próximos cinco años en contraposición con lo que sucedió hace 10 años, cuando Internet empezó a destacar. Entre ellas,

  • el abaratamiento de las TI, 
  • el desarrollo de la computación en la nube 
  • y la adopción masiva de los teléfonos móviles inteligentes.

Sin embargo, según los analistas, hay algunas áreas importantes en las que es improbable que los bancos se vean amenazados y en las que continuarán manteniendo una fuerte ventaja competitiva (por el momento, al menos), como el acceso a la liquidación de cambio central, el privilegio de disponer de una licencia bancaria y e acceso a la liquidez del RBA (Reserve Bank of Australia).

Otro desafío importante que deberán afrontar los bancos es la rapidez con la que los clientes más jóvenes se adaptan a la banca en línea.

Según la investigación de Macquarie, los Bancos son considerados cada vez más como una herramienta o mercancía al proporcionar  “canales” de pago y ofrecer productos y servicios similares con tasas similares. Hasta ahora  no ha sido evidente en ningún aumento en el intercambio de clientes entre los bancos, debido a una combinación de apatía, falta de alternativas reales y la molestia de tener que transferir cosas como los adeudos directos.

Sin embargo, Macquarie añade una o dos palabras de advertencia para los Bancos acerca de la complacencia y la lucha por proteger sus altos rendimientos:

“Cabe esperar que esto cambie con el tiempo, a medida que haya ofertas más diferenciadas y que la generación del Milenio tome el relevo”.

Fuente: http://www.abc.net.au/news/2014-07-04/digital-disruption-could-cost-australian-banks-27-billion-dolla/5571948

Seguir leyendo:

  •  
X

Añadir Comentario

Comentarios