Nuevas empresas tecnológicas ¿alternativa al sistema bancario?

¿Es la desintermediación una de las claves del futuro del sector financiero?

Algunas empresas empiezan a ser claves para vislumbrar el futuro del sistema financiero en la era digital. Desintermediación e innovación financiera van parejas. En este artículo de TechCrunch se identifican a empresas interesantes del nuevo sistema.

Desintermediación

Históricamente, el mejor lugar para empezar a buscar oportunidades en el sector financiero han sido siempre los bancos. No obstante, si bien son fundamentales para para nuestra economía, también han demostrado poco eficientes, tienen unos costes fijos elevados y no despiertan precisamente el agrado del consumidor medio. De ahí que actualmente las mayores oportunidades en el mundo financiero giren en torno a la “desintermediación” o eliminación de los bancos y los servicios financieros básicos como intermediarios.

En los últimos años se ha observado un aumento significativo en el ritmo y volumen de negocio arrebatado a los bancos por las nuevas empresas tecnológicas, y se espera que esta tendencia siga creciendo. No resulta difícil imaginar, por lo tanto, que en los próximos tres a cinco años, la mayoría de las personas en los EE.UU. Unidos puedan recurrir, de un modo u otro, a las nuevas empresas tecnológicas en lugar de a los bancos.

La desintermediación del crédito al consumidor: Lending Club y Prosper

La ineficiencia del sistema bancario se hizo evidente durante la última recesión. En 2009, la crisis del crédito entró en su apogeo y era prácticamente imposible conseguir un préstamo. El sector de la tecnología vio entonces una de las mayores áreas de oportunidad para las nuevas empresas en la reinvención de los créditos para los consumidores. La gente buscaba formas alternativas de crédito y surgieron diversas empresas para aprovechar estas tendencias.

La idea era dejar a los bancos fuera de la ecuación, conectando directamente a los inversores con los que necesitaban capital. Es decir, eliminar intermediarios. Por otra parte, los inversores en busca de opciones en una economía en recesión querían estabilidad, transparencia, plazos más cortos y menor riesgo crediticio, manteniendo al mismo tiempo las ganancias. Por ello, en comparación con las opciones tradicionales, los préstamos P2P resultaban atractivos.

Actualmente, las empresas de este mercado emergente, como Prosper y Lending Club, siguen prosperando. Prosper ha recaudado, hasta la fecha, 145 millones de dólares de diversos inversores y espera alcanzar los 2.000 millones de dólares en préstamos este año; y Lending Club alcanzó los 4.000 millones de dólares en préstamos a finales de marzo de 2014 y es rentable desde 2012.

Prosper

Por supuesto, ninguna de estas empresas ha tenido un comienzo fácil. Inicialmente, los inversores se mostraron comprensiblemente cautos con los nuevos modelos de préstamos y ambas compañías tuvieron que someterse al escrutinio regulatorio y la aprobación de la SEC. No obstante, una vez superado el escrutinio regulatorio, crecieron rápidamente. Por ejemplo, Lending Club tardo cinco años en emitir 1.000 millones en préstamos (2007-2012) pero, posteriormente, tardó sólo un año en alcanzar los 2.000 millones (2013) y a finales del primer trimestre de 2014 había alcanzado ya los 4.000 millones de dólares en préstamos.

LendingClub

Parte de los  motivos por los que Lending Club y Prosper han experimentado un crecimiento constante es que han ido avanzando paso a paso, tomándose su tiempo para registrarse en la SEC, ganarse la confianza real de los consumidores y los prestamistas y lograr crecer evitando a los prestatarios de alto riesgo.

Además, han sabido diferenciarse de los prestamistas tradicionales (y de otras empresas tecnológicas). Las dos son mercados. La mayoría de los prestamistas no lo son y tienen que pedir dinero prestado mediante líneas de crédito de depósitos o bien prestar capital social. En cambio, Lending Club y Prosper ponen en contacto a los compradores con los vendedores a través de mercados de préstamos P2P. Como resultado, y esto es fundamental, no tienen el mismo riesgo de balance que pueden tener otros prestamistas tradicionales.

Los móviles y la desintermediación del pago de facturas, procesamiento de tarjetas…

Hoy en día, los teléfonos inteligentes y la creciente movilidad en nuestro mundo están cambiando las reglas del juego y llevando la desintermediación más allá del negocio de los préstamos a diversos campos.

Intuit

Compañías como Intuit, eBay / PayPal o Mint.com iniciaron la expansión de la desintermediación y, ahora, toda una nueva generación de compañías como Square, Braintree, Dwolla, Simple, Venmo o inDinero la están llevando al siguiente nivel. Por otra parte, importantes marcas de consumo como Starbucks se están asociando con estas empresas tecnológicas, aprovechando el alcance de las nuevas redes de telefonía móvil para adentrarse en el territorio tradicionalmente controlado por los bancos.

Paypal

Plataformas como Square, Intuit y PayPal (e incluso Amazon y Groupon) están poniendo el procesamiento de las tarjetas de crédito –un pequeño espacio de negocio tradicionalmente propiedad de los bancos– en manos de las PYMES y los consumidores. Y otras empresas como Check, que ofrece a los consumidores la posibilidad de agregar y gestionar todas sus facturas e información bancaria en un solo sitio en sus teléfonos inteligentes, están tratando de dejar a los bancos a un lado.

Square

La desintermediación de otros servicios financieros complementarios

Con la pérdida de fe en el sistema bancario, hay un número creciente de personas que no sólo se están alejando de los bancos tradicionales, sino que han empezado a adentrarse en mercados virtuales como Kickstarter, Indiegogo, Venmo, Crowdtilt y Fundly, que proporcionan a las personas y empresas un modo más fácil de probar, construir y financiar sus productos, invertir en negocios, hacer pagos a los amigos y realizar microtransacciones.

Indeogogo

La desintermediación está llegando también a otros antiguos mercados de servicios financieros, como la asesoría financiera, un sector ineficiente y tradicionalmente cargado de honorarios y de una falta total de transparencia. Ahora, empresas como Wealthfront, Betterment, SigFig o FutureAdvisor, entre otras, están intentando ayudar a los consumidores a reducir al mínimo las tasas y maximizar la rentabilidad.

FutureAdvisor

A medida que la gente empieza a confiar cada vez menos en las instituciones que han actuado tradicionalmente como los únicos proveedores de estos servicios, la desintermediación se ha ido extendiendo a otos servicios financieros complementarios. Y si los últimos cinco años son una indicación, no se detendrá ahí.

¿Qué vendrá después de Bitcoin?

Si miramos al futuro, a todas las posibilidades inherentes al crowdfunding, las microfinanzas y los microcréditos, veremos nuevas posibilidades para las empresas, que podrán ofrecer la próxima generación de esos sistemas de pago. Es bien sabido que las transferencias de dinero distan mucho de ser instantáneas y no son gratuitas. De ahí que Bitcoin y otras formas recientes de criptomoneda resulten tan atractivas. Estas monedas digitales podrían reducir considerablemente las tasas de estas transacciones.

Es más, muchas pequeñas empresas se resisten a aceptar pagos internacionales debido a que las tasas actuales reducen considerablemente su margen de beneficios, pero con una moneda digital descentralizada y distribuida, las fronteras internacionales y los sistemas monetarios dejan de ser relevantes.

Las monedas digitales también podrían ser muy beneficiosas para los micropagos, especialmente a través de plataformas móviles. Con ellas se abre un nuevo abanico de opciones de monetización y alternativas al panorama tradicional de pagos.

A lo largo de los últimos años, desde el surgimiento de los modelos de préstamos P2P a la revolución actual de Bitcoin, la desintermediación digital ha ido adoptando muchas formas y todas ellas desafían a los bancos a innovar.

Fuente: http://techcrunch.com/2014/06/29/startups-and-the-un-banking-of-america/ 

 

Seguir leyendo:

 

X

One Response

  1. Anónimo 3 años ago

Añadir Comentario

Comentarios