El hombre que realmente ha construido Bitcoin: Gavin Andresen

Ha habido muchos intentos para desenmascarar quién hay detrás del seudónimo del inventor del Bitcoin, Satoshi Nakamoto.

Technology Review (TR) señala a Gavin Andresen, (más sobre Gavin Andresen en wikipedia) como persona clave en la historia del Bitcoin. Hacemos un resumen del intereseante artículo de la revista del MIT.

En teoría Gavin Andresen, 48 años, sería el “escogido” por Satoshi Nakamoto como su sucesor a finales de 2010.  Andresen se convirtió a partir de esa fecha en “mantenedor del núcleo” desarrollador de código fuente abierto -responsable que define las reglas de Bitcoin y proporciona el software necesario para su funcionamiento.

Gavin Andresen

La combinación de la bendición de Nakamoto y años de Andresen de trabajo diligente a tiempo completo en el código Bitcoin le han dado influencia significativa en los círculos de Bitcoin e incluso más allá. La CIA y los reguladores de Washington han recurrido a él para comprender la moneda. Y fue Andresen quien concibió la Fundación sin fines de lucro Bitcoin Foundation -creada en 2013- y que sería lo más parecido a “una autoridad central” en el mundo de Bitcoin.

Según TR, Andresen ha tenido y mantiene más influencia que cualquier otra persona en el código que determina cómo funciona Bitcoin y en última instancia si puede sobrevivir en el futuro. Aunque no hay un banco central de la moneda, su diseño necesita cambios importantes si se quiere que se difunda su uso a una mayor escala. Andersen  es la persona clave en el futuro de Bitcoin.

Los orígenes de Bitcoin: ¿Gavin Andresen es Satoshi Nakamoto?

Los orígenes de Bitcoin estan envueltos en misterio, aunque si se sabe sobre Andresen y su pasado. Anteriormente conocido como Gavin Bell, un ingeniero de software graduado en ciencias de la computación en Princeton en 1988 que empezó a trabajar con la empresa de computación de Silicon Valley Silicon Graphics. Trabajó allí durante siete años, y más tarde en el desarrollo de startups de software de dibujos 3-D para juegos en línea de personas ciegas y deficientes visuales que juegan juntos. Fue en este periodo cuando su camino se encontró con Bitcoin, en 2010.

Bitcoin era un proyecto sin valor y escaso uso en ese momento pero Andresen vio elegancia técnica en el diseño de Nakamoto, y una moneda fuera del control de cualquier gobierno lo que le resultó muy atractivo. En especial que los bitcoins  fueran “extraídos” por las personas que ejecutan el software y garantizan la seguridad y funcionamiento del sistema.

Deseoso de ver a  personas empezaban a usar Bitcoin, Andresen lanzó un sitio web en 2010 llamó la Bitcoin Faucet que repartía cinco bitcoins gratuitos para todos los visitantes (u  bitcoin  tenía una valor de apenas unos centavos en ese momento,  en contraste con los $ 600 que valen en la actualidad).


Andresen comenzó a enviar ajustes de código y mejoras a Nakamoto. Al fundador de Bitcoin le gusta su trabajo. Andresen dio un paso hacia adelante formalmente en diciembre de 2010 a través de un post en escribió en el foro de Bitcoin: “With Satoshi’s blessing, and with great reluctance, I’m going to start doing more active project management for Bitcoin,”. Desde entonces ha trabajado a tiempo completo para Bitcoin. La Fundación Bitcoin le pagó 209,648 dólares en 2013 : un salario que recibió en bitcoins.

Su ascenso progresivo ha llevado a frecuentes acusaciones de que Andresen es Nakamoto, quien habría prescindido del seudónimo una vez que la moneda ganó fuerza. Él siempre lo niega rotundamente. “Yo no soy Satoshi Nakamoto; Yo nunca lo he conocido; He tenido muchas conversaciones de correo electrónico con él“, dijo después de dar una charla en abril. “Nadie sabe quién es, creo yo” Si eso era una mentira, Andresen es un notable estafador. A lo largo de cientos de mensajes en el foro, mensajes de correo electrónico y líneas de código, su estilo ha sido distinto del atribuido a Nakamoto.

Andresen ha tenido y mantiene más influencia que cualquier otra persona en el código que determina cómo funciona Bitcoin-y en última instancia si puede sobrevivir.

Andresen se ha dedicado a Bitcoin por lo que él llama “egoísmo ilustrado”, sin la promesa de nada a cambio. “Este fue un proyecto que quería ver triunfar”, afirma. Su apuesta ha dado sus frutos, dándole una nueva carrera lucrativa. No se sabe cuántos bitcoins Andresen se mantiene, pero ha dicho que el retorno de los bitcoins que acumuló en los primeros días de la moneda ha sido lo suficientemente grande para vivir cómodamente y poder retirarse.

Papel ascendente de Andresen

Cuando Andresen hizo cargo del proyecto de Satoshi Nakamoto en 2010 expuso la forma en que el proyecto operaría, basándose en su experiencia de la gestión de equipos de construcción productos de software y lo que sabía de los grandes proyectos de código abierto como Linux. Un grupo de cinco desarrolladores principales emergió, con Andresen en lo más alto del ecosistema Bitcoin. Tenían el poder de cambiar el código que hay detrás de Bitcoin y asimilar propuestas de otros voluntarios. Eso les dio poder único sobre el funcionamiento básico de la moneda y sus parámetros económicos.

Mientras que el precio de Bitcoin se disparó en los últimos años, Andresen y los otros desarrolladores principales trabajaron para mejorar el software que hacía que todo fuera posible. Lo arreglaron bugs de seguridad, hicieron el software menos propenso a vulnerabilidades, y arreglaron la interfaz para que fuera más fácil de usar.

Esto no fue una tarea fácil porque lo que Nakamoto había dejado no era el tipo de software preparado para un ecosistema como Bitcoin  “Él lanzó Bitcoin para probar sus ideas funcionarían” (dice Mike Hearn, un ex-ingeniero de software de Google que ha contribuido con código al proyecto). “No fue escrito para ser un producto sostenible a largo plazo.”

Aunque una tercera parte del código de Nakamoto todavía permanece, la notoriedad de Bitcoin ha hecho necesarios muchos cambios”Era un codificador brillante, pero  peculiar”, dice Andresen.

El número de personas que trabajan en el código sigue siendo pequeño, incluso desde que Andresen ayudó a crear la Fundación Bitcoin para apoyar el software con donaciones de particulares y empresas. Pero el software detrás de Bitcoin nunca ha sido más crítico. A medida que la moneda ha crecido en un valor de casi 8 mil millones de dólares, sus grupos de interés han aumentado desde los entusiastas libertarios de sus primeros años a los inversores de Wall Street y  Silicon Valley.

Correcciones de seguridad

El riesgo de defectos de seguridad es una preocupación constante para Andresen. “Es por eso que digo Bitcoin es un experimento y que no debe invertir los ahorros de su vida”, afirma.

 El valor de la moneda se basa casi exclusivamente en la confianza, por lo que cualquier indicación de que el sistema es inferior a prueba de balas puede causar una importante crisis de los precios. “Podría probablemente sobrevivir pero eso sería malo”, dice Andresen.

Paralelamente, Andresen también debe luchar contra un serio problema del diseño original de Nakamoto. La red Bitcoin es incapaz de procesar más de siete operaciones por segundo, un pequeño volumen para una tecnología con ambiciones globales (actualmente se lleva a cabo una transacción Bitcoin se hace por segundo hoy). Procesos de operaciones de Visa representan casi 480 transacciones por segundo en todo el mundo y pueden llegar a gestionar hasta 47.000  transacciones por segundo en las horas punta.

“Estoy preocupado por eso y hay un gran debate en la comunidad Bitcoin acerca de cómo vamos a hacer esto”, dice Andresen. Su solución preferida es aumentar el tamaño de los “bloques” de las transacciones que quedan confirmadas por la red de mineros bitcoin cada 10 minutos. No todo el mundo está de acuerdo con la solución propuesta por Andresen. Algunos opositores argumentan que llevarían a un Bitcoin más centralizado.

De una forma u otra, Andresen decidirá probablemente lo que se haga. No obstante,  Andresen promete que él y los desarrolladores del núcleo de Bitcoin siempre escucharán otras opiniones antes de hacer cualquier cambio en el código de Bitcoin. “Realmente es un proceso basado en el consenso,” afirma. Y señala que debido a que el código es abierto, cualquier disidente puede crear una versión que compita con su diseño. Pero otros desarrolladores y usuarios de Bitcoin tienen pocos incentivos para poner en peligro el status quo y el papel de Andresen en ella. El valor de una moneda se basa en última instancia en una creencia colectiva.

Andresen tiene argumentos para explicar por qué no habrá grandes cambios en la forma Bitcoin funciona. Después de que el problema de transacción se resuelva, el trabajo de cuidar de su código será cada vez más un trabajo para “cuidadores”.  Andresen prevé gastar menos y menos tiempo preocupándose por mantener el funcionamiento. “Soy muy optimista de cara al futuro”, dice. “Espero que en 10 años  Bitcoin sea muy aburrido.”

X

Añadir Comentario

Comentarios