Las fintech revolucionarán el sector de los pagos en la India en 2023

Según un informe elaborado por Boston Consultancy Group (BCG), en colaboración con Google, la  proliferación de startups especializadas en fintech como Mobikwik, Paytm, Freecharge, Itzcash, Momoe o Suvidha, impulsará una revolución en el sector de los pagos en la India que culminará en 2023, cuando los pagos digitales superarán, por fin, a los pagos en efectivo.

 

Las fintech revolucionarán el sector de los pagos en la India en 2023

 

 

La rápida transformación prevista en el informe para el sector de los pagos en la India es cuando menos curiosa, dada la enorme tradición de uso de efectivo instaurada en en país. A diferencia de otros países, los habitantes de la India prefieren ahorrar para, posteriormente, pagar sus compras en efectivo. Y casi la mitad de la población ni siquiera dispone de una cuenta bancaria.

De hecho, el 78% de todos los pagos realizados por los consumidores en la India en 2016 se hicieron en efectivo y las cifras de efectivo en circulación ascendieron al 18% del PIB del país, una cifra muy superior a las de los países desarrollados, que oscilan entre un 3,5% y un 8%.

Sin embargo, el estudio de BCG y Google prevé que esto cambie muy pronto. Según el informe, a medida que la economía se vuelva más abierta y los consumidores empiecen a apreciar la comodidad de las transacciones sin dinero, los pagos digitales irán ganando terreno rápidamente. En cifras, el informe prevé que los habitantes de la India realicen pagos digitales por valor de 500 mil millones de dólares en los próximos cuatro años, haciendo que los pagos sin dinero en efectivo superen a los pagos en efectivo en 2023.

Entre estos pagos sin dinero en efectivo, que actualmente suponen el 22% de todos los pagos de los consumidores en la India, se contabilizan los cheques, los giros a vista y los realizados a través de la banca digital y con tarjeta; y, según el informe, se prevé que aumenten hasta el 59% en 2025, debido, principalmente, a una combinación de cuatro factores que están transformando el país:

 

1. La progresiva transformación de la India hacia lo digital

  • Incremento en la penetración de Internet: la Iniciativa Nacional de Fibra Óptica que forma parte del plan India Digital llevará la conexión de banda ancha a 250.000 pueblos de la India rural, facilitando la llegada de Internet a cada esquina del país. Teniendo en cuenta que el 70% de los usuarios de Internet en estas zonas acceden a la red a través de dispositivos, se espera que la iniciativa incremente la adopción de dispositivos con acceso a Internet. Concretamente, el informe prevé que el 90% de los teléfonos cuenten con acceso a Internet en 2017 y que la cifra de usuarios conectados a Internet en el país se duplique, alcanzando los 650 millones en 2020, frente a los 300 millones de 2015.
  • Incremento en el uso de teléfonos inteligentes: actualmente, la India es el segundo país del mundo en número de suscripciones móviles, con más de 1.000 millones de contratos, pero de ellos, solo unos 240 millones corresponden a teléfonos inteligentes. El informe prevé que la cifra supere los 520 millones en 2020, lo que prácticamente duplicaría el acceso de la población a los pagos digitales.
  • Incremento en el uso de la banca digital: en los últimos años, las transacciones digitales han experimentado un crecimiento anual constante de alrededor de un 50% desde 2013, mientras que las transacciones en los cajeros han aumentado un 15% con respecto al año anterior.

 

2. Un entorno normativo favorable

El sector de los pagos está experimentando una fuerte trasformación en todo el mundo y eso requiere también una constante adaptación de las leyes y normativas existentes, con el fin de regular adecuadamente las innovaciones y cambios que se van produciendo en cada momento. El gobierno de la India y los organismos reguladores del sector en el país han sido capaces de detectar esta situación y la urgente necesidad de cambios, procurando adecuar en todo momento el entorno normativo al rápido ritmo de evolución de la tecnología y las expectativas de los clientes, favoreciendo así el desarrollo. No obstante, aunque la respuesta a los nuevos tiempos ha sido adecuada, hay que señalar que todavía queda mucho por hacer en este sentido.

3. Aparición de proveedores de servicios de pagos de próxima generación

En los últimos 3-4 años, gracias entre otras cosas a la combinación de un boom tecnológico con la presencia de talento y el aumento en la financiación de startups especializadas en tecnologías financieras (fintech), la India ha desarrollado un panorama en el sector de los pagos digitales muy diverso y ampliamente competitivo, en el que se pueden encontrar desde bancos, a empresas de telecomunicaciones como Airtel o Vodafone; empresas de monederos digitales, como Paytm, MobiKwik, Freecharge o Citrus Pay; gigantes tecnológicos y del comercio electrónico, como Snapdeal o Flipkart; y, muy pronto, también bancos de pagos.

Sin duda, la preferencia de los consumidores en el país se ha decantado por los monederos digitales, que han pasado de 26 en 2010, a 46 en 2016. Su éxito se ha debido, entre otras cosas, a sus potentes campañas de marketing dirigidas a la captación de clientes, la ampliación progresiva de su oferta de servicios y la colaboración con establecimientos físicos como gasolineras o empresas como Uber.

Esta tendencia ha llevado a los bancos a ofrecer sus propios monederos digitales, dado el bajo éxito de las aplicaciones de banca móvil con opciones de pagos. Y lo mismo ha sucedido con los gigantes del comercio electrónico, que se han hecho con sus propias soluciones de monederos digitales, principalmente mediante adquisiciones: por ejemplo, Snapdeal compró Freecharge; Flipkart compró FxMart y Amazon se hizo con Emvantage.

La proliferación de estos servicios se ha visto favorecida por el respaldo de diversas empresas de capital riesgo, pero también del propio gobierno del país, que en los últimos años ha promovido las transacciones digitales tanto con financiación, como en el caso de la iniciativa Start-Up India, lanzada en enero de 2016 y que recoge la creación de un fondo de inversión de 1.500 millones de dólares para startups; como con otras iniciativas muy diversas, entre las que se encuentra, por ejemplo, una reducción de impuestos para los comercios que realicen más del 50% de transacciones por medios digitales.

Se puede ver una descripción más detallada sobre la situación de las fintech en la India en el informe elaborado por KPMG en colaboración con la iniciativa 10.000 Startups de NASCOMM y publicado en junio de 2016 con el título: “Fintech in India. A Global Growth Story”.

 

4. Experiencia de usuario mejorada

Debido al aumento de popularidad del comercio electrónico en el país, los consumidores están cada vez más acostumbrados a una experiencia de usuario de calidad y, como consecuencia, empiezan a demandar una experiencia de usuario similar de sus proveedores de servicios financieros.

En definitiva:

El sector de los pagos en la India ya ha comenzado su transformación para adaptarse a los nuevos tiempos. Los pagos digitales todavía son un mercado naciente, a pesar de la creciente actividad que han experimentado en los últimos años, pero con un panorama dinámico y de evolución muy rápida.

Fuente: Forbes

 

Seguir leyendo:

 

X

Añadir Comentario

Comentarios