Los pagos por móvil: la situación actual en España

Continuamente vemos en los medios de comunicación noticias sobre los métodos de pagos por móvil de los grandes gigantes tecnológicos como Apple Pay (Apple), Samsung Pay (Samsung) y, más recientemente, Android Pay (Google). Sin embargo ninguno de estos servicios está presente en España todavía. ¿Significa eso que no podemos pagar con el móvil hasta que lleguen? Pues no, en realidad sí que podemos y existen ya diversas opciones, pero la mayor parte de la gente no lo sabe. En este artículo te ofrecemos un listado actualizado con todas las opciones disponibles, para que puedas elegir la que más te convenga.

Al igual que Apple Pay y Android Pay, todas las opciones disponibles en España están basadas en la tecnología de comunicación de campo cercano o NFC (Near Field Communication), con la diferencia de que algunas de ellas requieren una SIM especial, compatible con esta tecnología.

Por si todavía no has oído hablar de este sistema, la tecnología NFC permite la comunicación segura entre dispositivos a muy corto alcance, por lo que para realizar una compra con este sistema bastará con tener asociada previamente alguna tarjeta o cuenta bancaria a la aplicación (o realizar una recarga en el monedero virtual en el caso de las opciones de prepago) y, una vez en la tienda, acercar nuestro móvil a menos de 4 cm de un terminal compatible con esta tecnología e iniciar la operación de pago. Las opciones de seguridad varían de unos sistemas a otros. En general, la mayoría de los que veremos a continuación nos pedirán que introduzcamos un PIN en las operaciones de más de 20 euros. Por seguridad, este PIN puede ser diferente al de la SIM. En algunos casos, también podemos configurar la aplicación para que lo pida en cantidades inferiores y activar o desactivar las tarjetas almacenadas según nos interese en cada momento.

Algunas de ellas permiten también sacar dinero en los cajeros
compatibles con la tecnología NFC (como Caixabank Pay) o añadir también
el bono de transporte, además de la información bancaria, para pagar con
el móvil en el metro, autobús, etc. (por ejemplo, Vodafone Wallet).

Para poder pagar con nuestro móvil con cualquiera de estos sistemas, el establecimiento en cuestión deberá disponer de un TPV o datáfono compatible con la tecnología contactless (de pago por proximidad o sin contacto). Actualmente, se estima que alrededor de 600.000 establecimientos disponen ya de dispositivos de cobro compatibles con esta
tecnología en España. Para encontrarlos busca el siguiente logo:

A continuación, puedes ver un listado con los sistemas de pago disponibles actualmente en España. Su principal inconveniente, en general, es que están ligadas a un banco
(BBVA Wallet o Caixabank Pay, por ejemplo) o bien a una operadora de
telefonía móvil determinada (como Vodafone Wallet u Orange Cash):


BBVA Wallet

Para utilizarlo sólo tenemos que disponer de un móvil compatible con la tecnología NFC e instalar en el móvil la aplicación BBVA Wallet, disponible para los sistemas operativos Android (4.4 o superior) e iOS. Si tenemos un móvil más antiguo, no compatible con la tecnología NFC, también podremos utilizar el sistema colocándole una tarjeta adhesiva (sticker) que nos proporciona el propio banco de forma gratuita. En este sentido, se trata del sistema de pago más inclusivo, dado que funciona con gran parte de los móviles inteligentes y podemos utilizarlo independientemente del operador de telefonía móvil que tengamos contratado y sin cambiar de tarjeta SIM. También ofrece descuentos y promociones en diversas tiendas, gasolineras, etc.; sólo por utilizarlo. La única limitación es que hay que ser cliente del BBVA.

Caixabank Pay

La Caixa acaba de presentar este verano su nuevo sistema se pagos por móvil, que también permite sacar dinero en los cajeros con tecnología contactless. La novedad es que ya no es necesario cambiar de tarjeta SIM para poder utilizarlo y funciona independientemente del operador de telefonía móvil que tengamos contratado. No obstante, por el momento, la aplicación sólo está disponible para el sistema operativo Android (4.4 o superior) y requiere tener un móvil compatible con tecnología NFC.

Si tenemos otro móvil tendremos que utilizar el sistema TAP contactless, que consiste en pegar en nuestro móvil una tarjetas adhesiva (sticker) con tecnología contactless. Además, necesitaremos descargar la aplicación correspondiente, disponible para iPhone, Android, Blackberry, Windows Mobile y otros dispositivos. Este sistema es gratuito el primer año para altas realizadas por Internet, pero tiene una cuota de 10 euros anuales a partir del segundo año.

Este banco también ofrece una pulsera que permite realizar pagos en establecimientos con sistemas de cobro compatibles con la tecnología contactless, acercando la pulsera al terminal, de forma similar a como lo haríamos con el móvil. Disponible para las tarjetas Visa Classic, Visa Oro Crédito y Caixa Abierta (Visa Electron). El coste de este sistema para el usuario es el mismo que el del sistema TAP contactless.

En cualquier caso, la opción de tarjetas con las que puede trabajar cualquiera de las tres opciones anteriores de La Caixa es bastante limitada.

Otra opción para los clientes de este banco, consiste en utilizar las apps de las operadoras móviles Vodafone (Vodafone Wallet), Orange (Orange NFC) o Movistar (Cartera NFC), con las que La Caixa ha negociado diversos acuerdos.

Vodafone Wallet

Disponible desde finales de 2013. Requiere tener un teléfono móvil con tecnología NFC, una tarjeta SIM también compatible con la tecnología NFC (si nuestra tarjeta SIM no es compatible con esta tecnología podemos pedir una gratuitamente a Vodafone) y la app Vodafone Wallet.

Su principal ventaja es que, además de poder realizar pagos en establecimientos, nos permite almacenar también en nuestro teléfono móvil las tarjetas de fidelización con las que podremos pagar con puntos o el abono de transporte (por el momento, disponible sólo en los transportes públicos de la ciudad de Valencia: metro, bus y tranvía). Y se espera que en un futuro cercano podamos llevar también en nuestro móvil el carnet de gimnasio, la biblioteca, etc.; e incluso nos sirva como llave de casa o del coche, aunque para eso las cerraduras también tendrían que ser compatibles con la tecnología contactless.

Sus principales inconvenientes son: que la aplicación solo está disponible para Android, que el sistema solo está disponible para los móviles con tecnología NFC de Vodafone (es decir, no funciona con móviles libres, aunque tengamos contrato con la operadora) y que solo trabaja directamente con las tarjetas de La Caixa.

Si somos clientes de otro banco o no tenemos un móvil compatible con Vodafone Wallet, tendremos que solicitar una tarjeta SmartPass,
una tarjeta Visa Prepago que podremos recargar con el saldo que
queramos y que incluye otra etiqueta adhesiva más pequeña que podremos
pegar en la parte trasera de nuestro teléfono con el fin de poder
realizar pagos en los terminales de los establecimientos con tecnología
contactless.

Si perdemos el móvil o nos lo roban basta con llamar al 123 y anular el servicio. Mientras, podremos seguir pagando con las tarjetas físicas (a menos que también nos las hayan robado, en cuyo caso tendríamos que anularlas por los medios tradicionales). Si posteriormente recuperamos nuestro terminal, simplemente tendremos que volver a llamar para activar el servicio.

Orange Cash

Sistema de pagos por móvil de Orange que también funciona con la tecnología NFC. Con el podremos realizar pagos en cualquier establecimiento con un terminal de punto de venta con tecnología contactless, además de generar una tarjeta virtual de un solo uso para comprar por Internet.

Para utilizarlo necesitamos un móvil compatible con la tecnología NFC, una tarjeta SIM también compatible con NFC (si nuestra tarjeta no lo es podemos pedir una gratuitamente en cualquier tienda Orange) y la aplicación Orange Cash, disponible únicamente para Android. Hay que señalar que no funciona con los teléfonos de Apple. A diferencia de Vodafone Wallet, la última versión de Orange Cash sí funciona con terminales Android libres. Una vez tengamos todo lo necesario podremos introducir las tarjetas o cuentas bancarias que queramos asociar al servicio. No obstante, no pagaremos con ellas directamente sino que tendremos que hacer recargas desde dichas tarjetas o cuentas bancarias al monedero virtual de prepago de Orange Cash. Del saldo que hayamos transferido a ese monedero virtual es de donde saldrá el dinero para pagar en los establecimientos con terminales contactless, comprar tiendas online o transferir dinero entre usuarios.

En caso de pérdida o robo del móvil, tendremos que realizar dos llamadas: una al número especial de Orange Cash 900906030, para realizar solicitud de bloqueo; y otra al de atención al cliente de Orange, el 1471, para bloquear los servicios de telefonía y comunicaciones. En este sentido es más práctico Vodafone Wallet, que nos permite bloquear todo con una única llamada.

La misma operadora dispone de otra aplicación de pagos por móvil llamara Orange NFC para clientes de la Caixa. Esta aplicación sirve para realizar pagos con el móvil en cualquier establecimiento con sistemas de cobro compatibles con la tecnología contactless y también para pagar el transporte público en Valencia y Málaga. Al igual que en la aplicación anterior, es necesario disponer de un teléfono móvil compatible con la tecnología NFC y una SIM NFC.

Cartera NFC de Movistar

Al igual que las anteriores requiere tener un móvil compatible con la tecnología NFC y una tarjeta SIM NFC que tendremos que pedir a Movistar en caso de que la nuestra no sea compatible con esta tecnología, además de descargar la aplicación Cartera NFC, disponible para Android. También permite pagar en el servicio de transporte público de Valencia. Su principal desventaja con respecto a las anteriores es que en caso de pérdida o robo de nuestro teléfono tendremos que llamar a nuestro banco para anular las tarjetas, además de a Movistar para que bloqueen la línea de teléfono.

NOTA: En este momento, el apartado “Paga con NFC” de la página web, en donde debería estar explicado qué se necesita para pagar con el móvil en teléfonos Movistar no está disponible y la aplicación Cartera NFC ha desaparecido misteriosamente de la Play Store. Eso podría indicar que están realizando algún tipo de cambio, pero no hemos podido averiguar nada más al respecto, dado que la persona que nos atendió en el servicio de atención al cliente ni siquiera sabía que era posible pagar con el móvil. Actualizaremos la información en cuanto sepamos algo más.

Bankia Wallet

Funciona con tarjeta adhesiva, por lo que no es necesario tener un teléfono compatible con la tecnología NFC, basta con solicitar al banco la tarjeta adhesiva, pegarla en la parte trasera de nuestro teléfono e instalar la aplicación Bankia Wallet, disponible para Android y iPhone. Con este sistema podremos pagar en cualquier establecimiento con un terminal de cobro compatible con la tecnología contactless y sacar dinero en los cajeros de Bankia que sean compatibles también con esta tecnología.

Tarjeta Virtual Móvil de Bankinter

Para utilizarlo basta con descargarse la aplicación Bankinter Pagos TMV y registrar en la aplicación las tarjetas Bankinter que queremos utilizar. Requiere un terminal Android con sistema operativo 4.4 o superior que sea compatible con la tecnología NFC. Este sistema nos permite pagar con el móvil en cualquier establecimiento con terminales de cobro compatibles con la tecnología contactless, además de realizar compras por Internet de forma segura. En ambos casos, para para cada compra, la aplicación genera una tarjeta virtual de un solo uso que permanece vigente durante un periodo de tiempo limitado, de 60 segundos para las compras de proximidad y de 5 minutos para las compras por Internet, de forma que nadie pueda utilizarla posteriormente de nuevo. En ningún caso se comparte la información de las tarjetas reales del cliente al realizar una operación. El servicio tiene una cuota anual de 10 euros, aunque en este momento hay disponible una promoción que permite utilizar el servicio de forma gratuita el primer año.

El futuro

Pronto habrá nuevas incorporaciones en el mercado de los pagos por móvil en España. Se prevé que los sistemas de pagos por móvil de Apple, Samsung y Google lleguen a España y resto de Europa hacia finales de este año o principios de 2016 y eso, probablemente, dará mayor difusión a los pagos por móvil en general e impulsará su uso generalizado. Además, producirá sin duda cambios en el panorama actual.

Los expertos llevan tiempo advirtiendo que el sector bancario podría enfrentarse a un gran risgo de disrupción en caso de no invertir seriamente en el paso a la banca digital. En general, los bancos y cajas están acostumbrados a competir entre sí, pero ahora, con el paso a la banca digital, hay nuevos participantes que se están introduciendo en su terreno y que, por su perfil tecnológico, están mucho mejor preparadas para abrazar este reto: las denominadas Fintech o empresas de tecnología financiera; y los grandes gigantes tecnológicos como Apple, Google, Samsung o Facebook.

Todo a punta a que los pagos por móvil serán un elemento clave en la transformación hacia una banca digital, además de un negocio muy lucrativo a corto plazo. Según un informe de la firma de investigación Forrester, los pagos por móvil alcanzarán, sólo en los Estados Unidos, un volumen de 142.000 millones de dólares en 2019. Y los bancos que no quieran quedarse fuera tendrán que desarrollar su propio monedero digital, entre otras cosas. Algunos como el BBVA o la Caixa han hecho sus deberes; otros, en cambio, parecen no darse cuenta de que están en una contrarreloj y no les queda mucho tiempo ya para reaccionar…

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios