Singapur a la par con Londres en la lucha por el liderazgo en fintech a nivel mundial

Las medidas tomadas por Singapur en materia de fintech a lo largo del último año parecen estar dando sus frutos en la carrera por convertirse en el principal centro neurálgico fintech a nivel mundial.

Los últimos informes de la ACCA (Association of Chartered Certified Accountants) y Deloitte, prácticamente sitúan a Singapur a la par con Londres.

 

Singapur a la par con Londres en la lucha por el liderazgo en fintech a nivel mundial

 

Algunos expertos comparan el impacto y disrupción de las fintech en el sector financiero y la banca hoy en día con los generados por la llegada de Internet, en su momento, en otros sectores de la economía; y todo parece indicar que no están muy desencaminados.

Partiendo de esa premisa, no es de extrañar que un importante número de ciudades de todo el mundo traten de situarse a la cabeza en materia de fintech, con el fin de liderar el proceso de transformación esperado.

En informes previos elaborados por diferentes organismos, Londres se disputaba el liderazgo con ciudades como Nueva York o Silicon Valley. Sin embargo, según dos nuevos informes, FinTech — transforming finance de la ACCA y Connecting Global Fintech: Hub Review 2016 de Deloitte, esto podría estar a punto de cambiar.

 

El informe de la ACCA

El informe de la ACCA relaciona el significativo crecimiento de Singapur en materia de fintech y su entrada en la lucha por el primer puesto como centro neurálgico fintech a nivel mundial, con tres factores fundamentales:

  • Las medidas tomadas por el gobierno de Singapur a lo largo del último año y que parecen estar dando sus frutos.
  • La regulación en los EE.UU. y Europa, que según el informe, está dificultando el crecimiento del sector en ambas regiones.
  • Y la reciente votación a favor del Brexit en el Reino Unido, que algunos expertos consideran que podría perjudicar a Londres.

Se pone de manifiesto, según esto, que el rápido avance de Singapur se debe, por una parte, a la buena labor de su gobierno, pero también a factores externos, como la incapacidad o desidia de otros gobiernos que no están tomando las medidas adecuadas para impulsar el crecimiento del sector en sus respectivos territorios.

 

“Si bien Silicon Valley ofrece a la industria bancaria estadounidense una significativa ventaja en la adopción de nuevas tecnologías, sus progresos han sido lentos debido a las trabas legislativas y de concesión de licencias.

Mientras tanto, la posibilidad de que los bancos británicos pierdan sus derechos de paso tras la votación a favor de abandonar la Unión Europea, plantea verdadera incertidumbre sobre el futuro del sector FinTech en Londres”, señaló Joseph Alfred, Director de política y técnica de ACCA Singapur para Finextra.

Singapur, en cambio, se está beneficiando de un marco regulador favorable y una capacidad digital extremadamente elevada, lo que significa que tiene posibilidades de convertirse en el principal centro neurálgico de la región Asia Pacífico y más allá”.

 

Entre las medidas tomadas por el país asiático, están:

  • Una inversión de 167 millones de dólares en proyectos fintech a lo largo de los próximos 5 años
  • La revisión de la normativa exigida a las firmas de capital de riesgo en el país para tratar de atraer más capital para las nuevas startups de tecnologías financieras
  • O la elaboración de un nuevo marco regulatorio para los sistemas de pagos digitales más simple e inclusivo
  • También se ha impulsado una importante campaña de promoción del uso de estos sistemas entre los consumidores.

Además, hay que tener en cuenta los acuerdos firmados por la Autoridad Monetaria de Singapur con otros países como el Reino Unido o Suiza, que podrían impulsar aún más este rápido crecimiento del sector en el país asiático.

 

El informe de Deloitte

El informe de Deloitte, elaborado en colaboración con All Street Research, proporciona información detallada sobre los 21 centros neurálgicos en materia de fintech identificados en todo el mundo y los compara entre sí utilizando el Index Performance Score (Indicador de desempeño), basado, a su vez, en otros tres índices: el Global Financial Centre Index; el Doing Business Index, del Banco Mundial; y el Global Innovation Index.

Una baja puntuación en el índice de rendimiento indica que la ciudad es propicia para el crecimiento Fintech.

Según el informe, los cinco principales centros emergentes con un índice de rendimiento de 25 o menos son: Londres, Singapur, Nueva York, Hong Kong y Silicon Valley.

Sin embargo, lo más sorprendente es que Singapur empata con Londres en la primera posición, ambos con una puntuación de 10, seguidos de Nueva York y Silicon Valley.

 

“La iniciativa de la Autoridad Monetaria de Singapur para traer talento al sector con el fin de impulsar las Fintech le ha reportado buenos dividendos y la ha posicionado como el regulador destacado para conducir el pensamiento progresista en innovación Fintech”, señala Deloitte.

 

Por otra parte, según señaló para The Business Times Seunghyun Cho, Presidente del Grupo de inversión Marvelstone, Singapur puede ofrecer un mejor acceso a nuevos mercados, como China, India e Indonesia, lo cual le otorga una importante ventaja con respecto a Londres, dado que, según él, el impacto social impulsado por la innovación Fintech será mucho mayor en los mercados emergentes, que en otros mercados desarrollados como Londres.

Según Deloitte, Londres lo tiene todo para ser la ciudad referente en fintech a nivel  mundial: capital, talento, respaldo gubernamental y normativo, y diversidad demográfica; pero coincide con la ACCA en que el Brexit podría pasarle factura.

Por otra parte, pierde frente a Singapur en lo respecta a la atracción de nuevas empresas extranjeras y en la facilidad de hacer negocios.

Además, la ciudad británica deberá hacer frente a importantes retos, que tienen que ver con los crecientes costes: el elevado coste de vida, el elevado coste del espacio de oficina y el elevado coste de mano de obra.

En cuanto a Nueva York y Silicon Valley, ambos son importantes centros neurálgicos en los sectores financiero y tecnológico, respectivamente; pero les falta respaldo normativo.

En esto, el informe de Deloitte coincide una vez más con el de la ACCA. Además, tanto vivir como trabajar tiene un coste muy elevado en ambas ciudades.

Deloitte destaca también la posición de Hong Kong que, si bien se sitúa por detrás de las anteriores en cuanto a índice de desempeño, su histórica proximidad con China podría hacer que sea muy difícil para las demás ciudades desplazarla.

Fuentes:

Seguir leyendo:

Guardar

X

Añadir Comentario

Comentarios