Importante caída en la inversión en fintech en el Reino Unido en 2016

El Brexit es cada vez más una realidad, en el que la incertidumbre se apodera del sector económico y social, tanto en Reino Unido como en el resto de la UE.

Este fenómeno está provocando inestabilidades y uno de los sectores más afectados es el de las Fintech, cuyo futuro depende de la transición del Reino Unido hacia un nuevo enfoque económico y social.

Por el momento, se ha observado una importante caída en la inversión captada por las empresas fintech del país en 2016.

Importante caída en la inversión en fintech en el Reino Unido

 

Desaceleración de las Fintech en el Reino Unido

Londres, que actualmente está en posesión del título de capital Fintech de Europa, se enfrenta a un contexto difícil en la época post-Brexit.

Según el informe de KPMG y CB Insights para el cuarto trimestre, la inversión en las empresas Fintech del Reino Unido ha caído en el último año prácticamente a la mitad, desde los 962 millones de dólares en 2015 hasta los 494 millones en 2016.

Esta posibilidad de retroceso ya había sido contemplada y era de esperar. Sin embargo, el Reino Unido ha mostrado su resistencia manteniendose en la tercera posición en volumen de ofertas de financiación de empresas Fintech, por detrás de China y EEUU, según datos de Innovate Finance para 2016.

El informe realizado por KPMG y CB Insights muestra también cierta recuperación en el cuarto trimestre de 2016, con un ligero aumento en la financiación con respecto al tercer trimestre, aunque todavía por debajo de las cifras obtenidas en el cuarto trimestre de 2015.

Esto parece indicar una mayor confianza en el Reino Unido por parte de los inversores del sector Fintech.

De hecho, el informe de KPMG y CB Insights para el tercer trimestre,The Pulse of Fintech Q3 2016“, ya destacaba la posibilidad de mejora del Reino Unido como centro de actividad Fintech, a pesar del Brexit.

No obstante, habrá que ver la evolución para comprobar si se trata solo de un bache temporal o de una pérdida de liderazgo a largo plazo.

18 meses de Apple Pay ¿éxito o fracaso?

 

Causas del decrecimiento

Ya no hay duda de que el Brexit ha afectado al crecimiento del sector Fintech en el Reino Unido, mitigando el fuerte crecimiento que estaba experimentando a nivel mundial en los últimos años.

Este decrecimiento en el sector se debe principalmente a la desconfianza e incertidumbre generadas tras el Brexit y a una posible perdida del pasaporte único europeo por parte de las entidades financieras británicas.

1. Incertidumbre del Brexit

El no saber qué rumbo tomará el sector financiero del Reino Unido y los posibles panoramas a los que se enfrentará el país, están desestabilizando el entorno Fintech.

Como consecuencia, las nuevas startups y entidades de servicios financieros, no quieren aumentar la inversión y los centros de actividad, dado que estos podrían peligrar o no otorgar la rentabilidad deseada.

Cabe destacar que la reducción de la inversión se materializó tanto en una disminución de las cantidades invertidas como en el número de inversiones realizadas.

2. Pasaporte único europeo

Las empresas instaladas en el Reino Unido temen una posible pérdida de la licencia bancaria comunitaria tras la salida de la UE.

Si se diera este fenómeno, las entidades financieras británicas tendrían que pedir permiso para operar en cada país de la UE, aumentando las barreras de entrada y los costes.

Este es uno de los factores que más preocupa a las entidades financieras e inversores, ya que el país podría perder accesibilidad a los mercados europeos limitando el crecimiento de las Fintech en el Reino Unido.

En caso de perder el pasaporte único, muchos operadores Fintech instalados en el Reino Unido ya se están planteando instalar una nueva sede en otro país de la UE para obtener el pasaporte y tener acceso al resto de mercados europeos.

Londres, capital fintech europea

 

Riesgos y oportunidades

La desaceleración de las Fintech puede haber sido solo un bache temporal a causa del Brexit.

Sin embargo, otras ciudades europeas que tratan de arrebatar a Londres su posición de liderazgo en Fintech podrían aprovechar la situación para tratar de atraer a su territorio a aquellas Fintech británicas que decidan abandonar el Reino Unido o instalar una nueva sede para mantener el pasaporte comunitario.

Si bien es verdad que el Reino Unido es el tercer país en volumen de empresas Fintech a nivel mundial, hay otros países emergentes en Europa como Alemania que podrían aprovecharse del Brexit y de la desconfianza que genera.

El Brexit es un fenómeno reciente y se desconocen los efectos que tendrá sobre las Fintech, por lo que hay visiones encontradas: algunos creen que generará nuevas oportunidades y otros solo ven sus riesgos. 

 

Riesgos del Brexit

1. Pérdida de liderazgo: Londres podría dejar de ser el principal centro neurálgico en fintech de Europa y perder las interconexiones que posee en servicios financieros.

En los últimos años se han desarrollado nuevos centros Fintech en todo el mundo, que podrían quitarle mercado al Reino Unido en el caso de no ofrecer unas condiciones óptimas de inversión tras el Brexit.

Christoph Rieche, presidente ejecutivo de Iwoca, señaló que Londres ya está perdiendo su ventaja sobre otros centros Fintech europeos.

2. Dificultad para importar talento: las Fintech del Reino Unido podrían experimentar dificultades a la hora de contratar personal de otras zonas europeas, al dejar de formar parte de la zona de libre circulación de trabajadores europea.

Esto podría ser un problema dado que muchas empresas de este sector contratan personal europeo y de otros países.

Según Lawrence Wintermeyer, CEO de Innovate Finance, actualmente más del 30% de los directivos de su plantilla proceden de fuera de Europa.

3. Costes de reestructuración: podrían surgir diversos costes por la adaptación de las Fintech al nuevo entorno, derivados de una adaptación a la nueva regulación y a los nuevos mercados.

 

Posibles oportunidades

1. Mayor autonomía a la hora de regular: algunos empresarios ven en el Brexit la posibilidad de modernizar la legislación Fintech británica, frente a la europea.

2. Mayor autonomía del sector público: el sector público del Reino Unido tendrá también mayor automomía a la hora de aplicar políticas económicas, ofrecer incentivos públicos y establecer acuerdos con grandes mercados (como el estadounidense), que permitan resistir y expandir el ecosistema Fintech británico.

3. Aprovechar la importancia de Londres como centro financiero: Steve Gibson, CEO of Euclid Opportunities, destaca que Londres ya dispone de interesantes recursos que ofrecer, en lo que respecta a infraestructuras, capital humano, contacto con otras regiones, etc.

Estas fortalezas se pueden aprovechar para mejorar la competitividad de la ciudad frente a otros centros.

Fuentes:

Seguir leyendo:

Guardar

Guardar

X

Añadir Comentario

Comentarios