Estonia estudia lanzar su propia criptomoneda: Estcoin

Estonia está estudiando la emisión de una criptomoneda respaldada por el gobierno. Se llamaría Estcoin y se lanzaría en forma de cripto tokens en una oferta inicial de moneda (ICO), el crowfunding de los proyectos relacionados con monedas digitales.

Para desarrollar la idea, que se implementaría como ampliación de su programa e-Residency, han contado con el asesoramiento del creador de Ethereum, Vitalik Buterin.

Estonia estudia lanzar su propia criptomoneda: Estcoin

El programa e-Residency

El programa e-Residency, en marcha desde 2014, ofrece a cualquier persona no residente en Estonia un ID digital con el que poder acceder a la infraestructura de servicios en línea del gobierno.

Gracias a este programa cualquiera puede crear un negocio en Estonia de manera virtual y gestionarlo a distancia fácilmente y sin apenas burocracia.

Para Kaspar Korjus, Director del programa e-Residency, el lanzamiento de una moneda digital sería la ampliación ideal para el programa que dirige.

El programa e-Residency resulta especialmente atractivo para los emprendedores de todo el mundo que buscan un entorno fiable, independiente geográficamente, con unos costes empresariales bajos, mínima burocracia y una amplia gama de servicios fintech.

Según las últimas estadísticas, en Estonia hay ya más de 22.000 e-residentes de hasta 138 países diferentes. De hecho, señala Korjus, “actualmente, la tasa semanal de solicitudes es mayor que la tasa semanal de nacimientos en Estonia”.

“Una ICO respaldada por el gobierno daría a más gente una porción mayor en el futuro de nuestro país y proporcionaría no solo inversión, sino también más experiencia e ideas para ayudarnos a crecer de forma exponencial”, señaló Korjus en una entrada de blog.

Según él, los ‘Estcoins’ serían gestionados por la República de Estonia, pero cualquier persona de cualquier parte del mundo podría tener acceso a ellos a través de su programa e-Residency.

Por el momento, se trata solo de una idea, pero que podría hacer se realidad, añadió.

Kaspar Korjus, Director de e-Residency

Kaspar Korjus, Director de e-Residency

Estonia no es el primer país en proponerlo, pero podría tener ventaja

Estonia no es el primer país en estudiar la introducción de su propia moneda digital. Rusia, por ejemplo, lleva tiempo barajando la misma idea y China incluso ha desarrollado y probado un prototipo que algún día podría poner en circulación.

Sin embargo, según Korjus:

“Estonia tiene una clara ventaja en este campo, debido a su avanzada infraestructura digital y su programa e-Residency. Ningún otro país está tan cerca de desarrollar tanto la tecnología como los marcos legales que les permitirían introducir y gestionar, de manera segura, activos criptográficos comerciables en todo el mundo”.

“Las identidades digitales seguras utilizadas por los e-residentes (así como por los ciudadanos y residentes de Estonia) son ahora el mecanismo ideal para comerciar de manera segura con activos criptográficos en un entorno digital transparente y fiable. Los tokens no pueden ser falsificados y la supervisión gubernamental implica que no se pueden utilizar para actividades ilegales”, añadió.

El lanzamiento se haría en forma de ICO

En caso de que la idea vaya adelante, Estonia podría convertirse en el primer país en lanzar una ICO.

Las ICO (Inicial Coin Offering), tan en boga últimamente, son lo que permite financiarse a las empresas relacionadas con el campo de las critomonedas. Se trata de una especie de crowfunding en la que las empresas presentan su proyecto y aquellos que quieren apoyarlo con dinero reciben a cambio criptomoneda.

El lanzamiento de una ICO por parte de Estonia, permitiría a cualquier persona invertir en un país por primera vez.

Cómo funcionaría Estcoin

Según Korjus:

“La iniciativa se podría estructurar de diversas formas, pero es importante que los inversores de Estcoin ganen sólo cuando todo Estonia gane”.

Los fondos recaudados con los estcoins se podrían gestionar a través de una Colaboración Público-Privada (PPP) y utilizarse únicamente como se describa en el acuerdo para realmente ayudar a construir la nueva nación digital”, señaló.

“Esto permitiría a Estonia invertir en nuevas tecnologías e innovaciones para el sector público, desde contratos inteligentes hasta Inteligencia Artificial, además de hacerla técnicamente escalable para beneficiar a más personas alrededor del mundo”.

Otra parte del dinero, se podría utilizar, según Korjus, como fondo de capital riesgo para impulsar a las empresas del país, incluyendo aquellas creadas por los e-residentes.

Con el tiempo, los estcoins podrían acabar aceptándose como medio de pago, tanto en servicios público como privados y funcionar, en última instancia, como una moneda de uso global.

El programa e-Residency está creando una nueva nación digital global y el Estcoin podría ser su moneda.

Seguir leyendo:

Guardar

X

Añadir Comentario

Comentarios