Los bancos se apresuran para sacar partido a la tecnología blockchain

Los bancos y grupos financieros han visto las enormes posibilidades de la tecnología blockchain, infraestructura que sustenta la criptomoneda Bitcoin, y están poniendo todo de su parte para sacarle el mayor partido posible.

 

Banca y technología Blockchain

 

La gran novedad de la tecnología blockchain es que permite a los consumidores y proveedores conectarse directamente y formar redes en línea, eliminando la necesidad de intermediarios, lo cual supone una amenaza directa para los bancos que podrían quedarse sin una parte importante de su negocio. Por otra parte, los expertos creen que implementando esta tecnología, los bancos podrían reducir considerablemente los costes de las transacciones que realizan a diario. De ahí que se hayan puesto manos a la obra para desarrollar cuanto antes un sistema similar, que les permita ahorrar esos costes, pero que no escape a su control.

Según los estudios realizados hasta la fecha, la implementación de un sistema interno basado en la tecnología blockchain podría ahorrar a los bancos unos 20.000 millones de dólares anuales, pero para ello, tendrán que transformar por completo su forma de trabajo.

Algunos bancos ya han puesto en marcha proyectos de investigación con el fin de desarrollar un nuevo sistema basado en esta tecnología que se adapte a sus necesidades. Un ejemplo, es la iniciativa R3 CEV, de la que ya hemos hablado en este blog y en la que participan hasta 22 bancos de todo el mundo. El Commonwealth Bank of Australia, a su vez, se ha asociado con el proveedor de software de código abierto Ripple para construir un sistema de pagos entre sus filiales basado en la tecnología blockchain. Y otros bancos, como Barclays y UBS, también están llevando a cabo sus propios ensayos de esta tecnología, ya sea a nivel interno o en asociación con otras startups, con el fin de diversificar sus apuestas y tener más posibilidades de que alguna de ellas merezca la pena. Otros participantes del mundo financiero, como las aseguradoras también han mostrado su interés en la tecnología blockchain.

En general, el sector de los servicios financieros espera que la adaptación de esta tecnología les permita reorganizar la actual infraestructura bancaria, así como realizar los asientos con mayor rapidez y agilizar los mercados de valores, pero las autoridades exigen garantías de seguridad.

En cualquier caso, para llegar a buen fin, estos proyectos requieren la combinación de dos sectores: los grandes centros de computación de Silicon Valley y los centros financieros, como Wall Street.

Unas 300 startups tecnológicas, la mayoría en los EE.UU. y el Reino Unido, están desarrollando ideas para conseguir aplicar la tecnología blockchain a los servicios financieros. Curiosamente, muchas de ellas están dirigidas por antiguos ejecutivos de los grandes bancos, como Blythe Masters, anteriormente en JPMorgan y ahora líder de la startup de tecnología blockchain Digital Asset Holdings.

El fin de un sueño de libertad

La tecnología blockchain ha sido aclamada por numerosos admiradores que han visto en ella la posibilidad de trasladar al mundo financiero la promesa revolucionaria que Internet trajo consigo hace 20 años al mundo de las comunicaciones: un sistema que funcione sin la necesidad de una autoridad central que ejerza el control.

En el sistema actual, un libro de contabilidad central custodia toda la información relativa a las transacciones que se van realizando. En la tecnología blockchain, en cambio, todos los ordenadores de la red deben validar la transacción, y la información se almacena de forma transparente en una base de datos compartida y pública de forma que todo el mundo puede verla. Eso garantiza su seguridad y también evita cualquier tipo de abuso al no disfrutar nadie de una posición dominante.

Precisamente esta falta de autoridad central es la que alertó a las instituciones financieras tradicionales, al ver que podían perder su posición de control.

En un principio surgieron muchas sospechas entorno a esta nueva tecnología y la moneda virtual Bitcoin, pero con el paso del tiempo se han ido disipando. Ahora, los bancos pretenden hacer suyo un sistema concebido inicialmente para eludirlos, no solo acabando con los planes de los que pretendían dejarlos fuera del negocio, sino utilizando además la tecnología para reducir sus costes y aumentar así sus ingresos.

Según un informe publicado recientemente por el banco Santander, la consultora Oliver Wyman y la firma de capital riesgo Anthemis: a partir de 2022, un nuevo sistema bancario basado en la tecnología blockchain podría reducir, entre 15.000 millones y 20.000 millones de dólares anuales, los costes de infraestructura de los bancos en lo que respecta a pagos transfronterizos, comercio de valores y cumplimiento normativo.

De ahí que la mayoría de los bancos estén tan emocionados con la iniciativa y apuren al máximo su desarrollo.

En cualquier caso, todavía no está claro que sea posible escalar la tecnología blockchain para aplicarla al sector financiero. Y en caso de lograrlo, todavía tendrían que pasar unos cuantos años antes de su implementación.

 

Fuente: ft.com

 

Seguir leyendo:

 

X

Añadir Comentario

Comentarios