El Banco de Inglaterra no creará su propia criptomoneda por temor a desestabilizar el sistema financiero

El Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) parece haber abandonado sus planes de crear una criptomoneda propia, al menos de momento.

La institución ha declarado para FTAdviser que, si bien ha estado investigando la posibilidad de lanzar su propia criptomoneda para competir con el bitcoin, por el momento, no está en sus planes a corto plazo llevar a cabo esa acción, aunque continuará con su investigación.

El motivo es el posible impacto que el lanzamiento podría tener sobre el sistema financiero, que según el BoE, podría ser desastroso, llegando a desestabilizarlo por completo.

El Banco de Inglaterra no creará su propia criptomoneda por temor a desestabilizar el sistema financiero

El Banco de Inglaterra empezó a estudiar las posibles implicaciones de las criptomonedas como el bitcoin en 2015.

Si el banco central lanzara su propia moneda digital, los consumidores podrían pasar a utilizar esta moneda en las compras y pagos de su vida diaria, dejando a un lado el uso de las cuentas bancarias comerciales para utilizar únicamente su centa del banco central.

En caso de producirse este traslado masivo de fondos a la criptomoneda del BoE, los bancos podrían carecer de efectivo para abastecer tanta demanda, generando importantes “turbulencias” en la economía.

Además, como consecuencia, los préstamos bancarios se congelarían, al quedarse los bancos sin dinero que prestar y las previsibles dificultades para obtenerlo de otros bancos.

Al BoE le preocupa también la posibilidad de perder capacidad de maniobra para manetener la estabilidad en el sistema financiero con el aumento cada vez mayor en el número de monedas digitales.

En la actualidad, los bancos centrales utilizan los tipos de interés para controlar la economía:

  • Si un banco central considera que los niveles de deuda en una economía están alcanzando unos niveles demasiado elevados, puede aumentar los tipos de interés para frenar la demanda de préstamos y fomentar el ahorro, evitando así que se genere una peligrosa burbuja que en un futuro podría tener efectos devastadores al explotar.
  • Del mismo modo, si considera que la demanda es demasiado baja y está frenando el crecimiento, puede bajar los tipos de interés y abaratar la deuda para incentivar el consumo.

El BoE no está seguro de que esto continúe siendo así en un mundo dominado por las monedas digitales.

No obstante, el banco central ha querido dejar claro en sus declaraciones que no considera a las criptomonedas como el bitcoin, una amenaza para la estabilidad financiera mundial.

El BoE no es el único banco central que ha estado investigando el lanzamiento de su propia criptomoneda. Otros países como Estonia, India o Rusia están trabajando en iniciativas similares.

Fuente:

Seguir leyendo:

Guardar

X

Añadir Comentario

Comentarios