SoFi Money: la startup de préstamos para millenials toma apariencia de banco

¿Puede una empresa bancarizar a sus clientes sin ser un banco propiamente dicho?

Social Finance (SoFi), la startup especializada en préstamos a millenials con alto/medio poder adquisitivo y que todavía no ha conseguido licencia bancaria, ha anunciado que ofrecerá a sus clientes la posibilidad de abrir cuentas corrientes.

Gracias a una asociación con la empresa WSFS Financial, de Delaware, SoFi presentará esta primavera su nuevo producto: SoFi Money, un paquete diseñado para abordar los problemas cotidianos que tienen los clientes con los productos bancarios tradicionales, como tarifas altas e interfaces digitales no muy depuradas.

SoFi Money

Fuente: SoFi

El paquete SoFi Money incluirá una cuenta corriente sin comisiones y una tarjeta de débito asociada, así como la posibilidad de realizar depósitos de cheques desde el móvil y tasas de alto rendimiento (del 0,75 al 0,85 por ciento) para depósitos.

En principio, Sofi Money estará únicamente disponible para clientes de SoFi, pero más tarde se abrirá al gran público. Es posible unirse a la lista de espera abierta del producto en la siguiente dirección: www.sofi.com/money-waitlist .

SoFi, una historia de luces y sombras

Fundada en 2011 en San Francisco, SoFi ofrecía inicialmente refinanciación de préstamos estudiantes, pero luego agregó hipotecas, préstamos personales y opciones de gestión de patrimonio a su oferta de productos.

La fintech llamó desde el primer momento la atención, puesto que permitía a la generación millenial acceder a créditos sin tener que pasar por el big three de empresas que domina la calificación crediticia en Estados Unidos (FICO, Experian y Equifax) y que habitualmente rechazaba a este segmento de la población al no contar en la práctica con historial crediticio.

La startup  declaró el pasado junio haber solicitado una licencia de banco industrial para el estado de Utah, pero pronto canceló sus planes en medio de acusaciones de acoso sexual y laboral de varios empleados a algunos directivos, entre ellos el fundador de la compañía y entonces CEO Mike Cagney, que se disculpó públicamente por su comportamiento y dejó SoFi en septiembre con la reputación de esta gravemente dañada, señala American Banker.

El actual CEO de Twitter, Mike Noto, tomará el lugar de Cagney el próximo marzo, según ha declarado esta semana SoFi. Noto, con fama de duro y experto en tecnología, se enfrentará a varios retos importantes, fundamentalmente el de reformar la cultura de una compañía muy cool de puertas para afuera, pero en la que se ha demostrado que el machismo y el mobbing estaban en realidad a la orden del día.

Para finales de 2017, SoFi había concedido préstamos por valor de 25.000 millones de dólares, con una membresía de más de 430.000 usuarios.

Fuentes:

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios