La última moda en piratería informática: infectar ordenadores para minar criptomonedas

Los espectaculares niveles de rentabilidad de Bitcoin y otras monedas digitales están atrayendo cada vez más a los hackers.

Un reciente artículo de la MIT Technology Review alertaba de una tendencia creciente: los expertos en seguridad informática están detectando un aumento en los ciberataques dirigidos a robar potencia de los ordenadores para realizar operaciones de minería de criptomonedas.

Según el MIT, el malware suele estar escondido en extensiones de Google Chrome o páginas de WordPress pirateadas.

infectar ordenadores para minar criptomonedas

La compañía rusa de seguridad informática Kaspersky Lab ha declarado recientemente haber detectado entre sus clientes más de un millón y medio de ordenares infectados con software malicioso capaz de convertir al PC en una máquina para minar criptomonedas sin que el dueño repare en ello.

Si bien la cifra era un poco más alta el año pasado, los datos de 2017 suponen un aumento enorme respecto a 2014, cuando el número de ordenadores infectados fue de ‘sólo’ 700.000.

infectar ordenadores para minar criptomonedas

Número de usuarios de Kaspersky Lab protegidos de ‘malware’ para minar criptomonedas. Fuente: Kaspersky Lab

Al parecer, los piratas informáticos no se están centrando en minar bitcoins, puesto que su precio se ha disparado de tal manera que apenas existe margen para ganar más dinero.

Las criptomonedas preferidas para estas operaciones de piratería informática están siendo Monero y Zcash, fundamentalmente por dos cuestiones: están centradas en el anonimato y la privacidad (son, por tanto, mucho menos rastreables) y, sobretodo, presentan un mayor margen de crecimiento que Bitcoin, cuya popularidad ha hecho que su extracción no sea tan rentable como hace unos años.

Además de decantarse por monedas digitales menos conocidas que Bitcoin, a la hora de hackear ordenadores para minar criptomonedas los piratas informáticos están poniendo el foco en las empresas.

Esto se debe a que la potencia de procesamiento de un ordenador personal no suele ser muy alta a nivel usuario, con lo que un hacker, por muy hábil que sea, apenas ganará dinero si lo infecta para minar criptomonedas.

Las empresas, sin embargo, suelen contar con grandes y potentes redes de ordenadores conectados siempre a Internet, lo que las convierte en un blanco mucho más apetecible para los piratas informáticos.

Fuentes:

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios