KPMG, Deloitte, EY y PwC prueban un sistema blockchain de auditoría fiscal

Las cuatro principales firmas de consultoría y auditoría del mundo (el llamado ‘big four’: Deloitte, Ernst & Young, KPMG y PwC) se han asociado con 20 bancos taiwaneses para realizar pruebas con la tecnología ‘blockchain’ aplicada al campo de la auditoría fiscal, según informaba ayer el medio local CTEE.

En concreto, las ‘cuatro grandes’ se han unido a un consorcio de importantes bancos de Taiwán para probar una solución ‘blockchain’ para la auditoría de informes financieros provisionales de empresas públicas, orientada a optimizar los llamados procesos de ‘confirmación externa’, los cuales actualmente requieren que un auditor obtenga y verifique con terceros la evidencia de auditoría de las transacciones de la compañías.

blockchain auditoría fiscal

Fuente: Pixabay

Actualmente, la confirmación externa se lleva a cabo de forma manual por las empresas de auditoría para verificar la autenticidad de las transacciones financieras de las empresas públicas con terceras partes (confirmantes).

Desarrollada por Taiwan’s Financial Information Service Co. (FISC) junto a los 20 bancos, la nueva plataforma traslada los datos de las transacciones de las empresas públicas a una cadena de bloques, en la cual los bancos actúan como validadores.

FISC, inicialmente creada por el Ministerio de Finanzas de Taiwán como su brazo tecnológico y más tarde constituida como compañía con capital público y privado, espera que la nueva tecnología reduzca el tiempo de confirmación del proceso de unos quince días a tan sólo un día.

La compañía ha declarado que el próximo año, una vez hayan terminado las pruebas con la plataforma, tiene la intención de desplegar el servicio ‘blockchain’ de auditoría en las 1.400 empresas públicas que cotizan en la Bolsa de Taiwán.

En un reciente informe, titulado con gracia “New tech on the block”, Deloitte, que cuenta con su propia red internacional de laboratorios ‘blockchain’, señala que las empresas que no consideren integrar en sus sistemas la tecnología se encuentran “en riesgo de quedarse atrás” y predice que esta se acabará convirtiendo en el estándar tecnológico del sector financiero, manufacturero y de consumo del futuro.

Fuente:

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios