Los reguladores de Estados Unidos y Japón se ponen serios con las casas de cambio de criptomonedas

La regulación parece ser la principal vulnerabilidad de las divisas digitales.

Según datos de CoinMarketCap, el precio del bitcoin cayó la mañana del viernes hasta los 8.539 dólares tras el anuncio del miércoles pasado de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) de que algunas casas de cambio de criptomonedas (conocidas comunmente como ‘exchanges’) podrían ser “potencialmente ilegales”.

Por otro lado, el regulador japonés, la Financial Services Agency (FSA), castigó la semana pasada a siete ‘exchanges’, ordenando a dos de ellos que suspendieran operaciones. La FSA busca aumentar la protección al consumidor tras el robo de 530 millones de dólares en dinero digital de la plataforma Coincheck a principios de año.

El precio del bitcoin se ha recuperado en parte desde entonces, cotizando en 9.862 dólares al momento de redacción.

reguladores estados unidos japón criptomonedas

La SEC dispara a las casas de cambio, no a las criptomonedas

Según el comunicado de la SEC, titulado Statement on Potentially Unlawful Platforms for Trading Digital Assets, cualquier casa de cambio de criptomonedas que ofreza activos digitales y que opere como bolsa deberá estar registrada como bolsa nacional.

Dice el regulador estadounidense:

“Al personal de la SEC le preocupa que muchas plataformas de negociación en línea aparezcan para los inversores como mercados regulados y registrados por la SEC cuando no lo son. Muchas plataformas se refieren a sí mismas como ‘exchanges’, lo que puede dar la impresión errónea a los inversores de que están reguladas o cumplen con los estándares regulatorios de una bolsa nacional de valores”.

Según la SEC, muchas de estas plataformas adquieren la apariencia de ‘exchanges’ al “ofrecer carteras de pedidos con precios actualizados de oferta y demanda y datos sobre ejecuciones en el sistema, pero no hay razón para creer que dicha información tenga la misma integridad que la proporcionada por bolsas nacionales de valores”.

Japón busca proteger al inversor

Por su parte, la Financial Services Agency (FSA) de Japón lanzó la semana pasada una crítica a las casas de cambio de criptomonedas por no contar con los sistemas de control interno adecuados y les ordenó que realizaran mejoras en áreas como la gestión de riesgo y la prevención del uso de dinero digital para actividades delictivas.

El anuncio de la FSA hizo que el precio del bitcoin bajara ligeramente el jueves, señala Reuters.

Las casas de cambio objetivo de la regañina del regulador japonés incluyen a Coincheck, que ya lleva dos toques de atención tras ser víctima a finales de enero del mayor robo de moneda digital conocido, y GMO Coin, propiedad de GMO Internet, la compañía que en diciembre anunció que iba a pagar parte del salario de sus empleados en bitcoins.

A las plataformas Bit Station y FSHO se les ordenó que suspendieran operaciones durante un mes.

La preocupación de la FSA por la seguridad en las casas de cambio japonesas de criptomonedas surgió tras el colapso en 2014 del ‘exchange’ Mt. Gox y resurgieron con fuerza tras el ‘atraco’ a Coincheck de este año.

La agencia declaró que Coincheck carecía de sistemas adecuados para tratar riesgos como el blanqueo de capitales o la financiación de actividades ilícitas y dio a la casa de cambio hasta el 22 de marzo para presentar un informe sobre cómo iba a mejorar.

En una sesión informativa tras las sanciones de la FSA, el CEO de Coincheck, Koichiro Wada, admitió a los periodistas que los sistemas de la plataforma “no estaban en consonancia con la expansión de nuestro negocio”.

Fuentes:

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios