Hacienda pone en su punto de mira a entidades que trabajan con criptomonedas en España

El ministerio de Hacienda ha comenzado con sus planes de estrechar el cerco al bitcoin y al resto de criptomonedas, con la intención de recabar la suficiente información como para decidir si es necesario abrir inspecciones sobre el sector.

Según una fuente anónima de la Agencia Tributaria con la que se ha puesto en contacto CoinDesk, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) ha enviado requerimientos de información a 60 compañías que operan con divisas digitales en España, fundamentalmente entidades financieras, casas de cambio, pasarelas de pago, entidades vinculadas con cajeros automáticos y compañías que admiten monedas electrónicas como método de pago.

La decisión de la ONIF, a la que se considera una especie de ‘unidad de élite’ dentro de la Agencia Tributaria, fue inicialmente publicada por el diario español El Confidencial.

hacienda criptomonedas españa

Fuente: Pixabay

En el último Plan de Control Tributario y Aduanero, publicado en enero de este año en el Boletín Oficial del Estado, el fisco español ya admitía que se iba a estudiar “la incidencia fiscal de nuevas tecnologías, como blockchain y, en especial, las criptomonedas”.

En concreto, en el Plan se afirma:

“La utilización por el crimen organizado de la internet profunda, o ‘deep web’, para el tráfico y comercio de todo tipo de bienes ilícitos, así como el empleo de criptomonedas tipo ‘bitcoin’ o similar como medios de pago es uno de los desafíos más exigentes en la actualidad. Para afrontar esta amenaza, se potenciará el uso por las unidades de investigación de la Agencia Tributaria de las nuevas tecnologías de recopilación y análisis de información en todo tipo de redes”.

Según CoinDesk, los detalles solicitados por la el ministerio que dirige Cristóbal Montoro incluyen:

  • Identidades de los clientes de las empresas.
  • Información sobre cuentas bancarias y tarjetas de crédito.
  • Montos y tipos de cambio involucrados en las transacciones.

Paralelamente, el Gobierno del Partido Popular anunció el pasado febrero que estaba preparando un paquete legislativo destinado a atraer con incentivos fiscales a empresas de tecnología de contabilidad distribuida a España.

La presión regulatoria sobre los operadores de criptomonedas está aumentando a nivel global. Esta semana, Australia anunciaba nuevas y más severas regulaciones sobre casas de cambio de monedas digitales. Por otro lado, el pasado 29 de marzo saltaba la noticia de que ya eran cinco los ‘exchanges’ de criptomonedas en Japón que se habían visto obligados a cerrar por la presión del regulador local, la Financial Services Agency. En Estados Unidos, la SEC emitía recientemente un comunicado en el que informaba de que cualquier casa de cambio de criptomonedas que ofreciera activos digitales y que operara como bolsa debería estar registrada como bolsa nacional.

Fuentes:

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios