BBVA realiza la primera transacción de comercio exterior basada en blockchain

En colaboración con la startup Wave, BBVA ha realizado la primera prueba piloto que, utilizando la tecnología de contabilidad distribuida (distributed ledger technology o DLT), automatiza la presentación electrónica de documentos en una operación de importación/exportación entre Europa y América Latina.

Normalmente, el proceso de envío, verificación y autorización de una transacción de comercio exterior lleva entre siete y diez días. BBVA afirma que, gracias a la solución blockchain de Wave, ha logrado realizar toda la operación en tan sólo dos horas y media.

La prueba consistió en una transacción de venta entre México y España. Frime, una compañía de Barcelona, compró más de 25 toneladas de atún congelado a la empresa Pinsa Congelados, de Mazatlán. El pago se hizo a través de una carta de crédito. BBVA España emitió la carta y BBVA Bancomer procesó el pago.

bbva primera transacción comercio exterior blockchain

Fuente: BBVA

Los errores asociados a las comprobaciones manuales y al envío de documentación física cuando se utiliza la carta de crédito en una operación de comercio internacional pueden llegar a retrasar el proceso hasta dos semanas, afirma la entidad vasca.

“El piloto que hemos realizado con Wave supone un salto en la mejora de la eficiencia de las transacciones de comercio exterior. La gestión de la documentación se ha reducido a un proceso de pocas horas en el que además todos los involucrados (bancos, importador y exportador) hemos conocido en todo momento el estado del envío de los documentos”, dice Patxi Fernández de Trocóniz, responsable de Global Trade & International Banking en BBVA.

Dice el banco que, además de la de Wave, ya ha realizado otras pruebas con la cadena de bloques, “relacionadas con la conversión de divisas o transferencias internacionales”.

El ahorro en tiempo y costes que puede aportar la tecnología blockchain a la industria financiera es enorme. PwC habla de un ahorro sectorial hipotético en torno a los 20.000 millones de dólares anuales, con los tiempos de transacción reduciéndose enormemente. Y, dicen, sólo sería el comienzo. Las cifras aumentarían una vez se supere la etapa inicial de implementación de la tecnología.

Un pastel demasiado apetitoso para la gran banca, que para no desaprovechar ni una miga ha juntado esfuerzos en forma de consorcios blockchain junto a la gran empresa y algunas startups. El reparto es todavía incierto, pero parece que hay para todos. BBVA forma parte de la mayoría de estas grandes iniciativas: Enterprise Ethereum Alliance, R3, Hyperledger o, en España, la recientemente renombrada red Alastria.

Fuente:

Seguir leyendo:

X

Añadir Comentario

Comentarios