Según el WEF, blockchain podría suponer una inyección de más de un billón de dólares para el comercio internacional

Al igual que el Banco Mundial, que a finales del mes pasado anunció el lanzamiento del primer bono emitido en una cadena de bloques, el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) también alberga grandes esperanzas respecto a la tecnología de contabilidad distribuida. Al menos es lo que se desprende de un publicitado informe publicado ayer junto a la consultora estadounidense Bean & Company.

Según el ‘white paper’, titulado Trade Tech – A New Age for Trade and Supply Chain Finance, la tecnología ‘blockchain’ podría contribuir enormemente a recortar gran parte de la brecha de 1,5 billones de dólares entre oferta y demanda en financiación de la cadena de suministro y del comercio internacional. La cifra supone cerca de un 10% del volumen del comercio mundial y según el Banco Asiático de Desarrollo podría aumentar a 2,4 billones de dólares para 2025.

wef blockchain

Fuente: Pixabay

PYMES sepultadas “bajo el monstruo de papel”

Esta brecha o déficit comercial se debe principalmente al limitado acceso al crédito que tienen las pequeñas y medianas empresas, particularmente en mercados emergentes de la región de Asia-Pacífico (por donde pasan tres cuartas partes de las transacciones comerciales globales), y podría reducirse si la tecnología ‘blockchain’ se usara “de manera más amplia”, argumenta el WEF.

La tecnología de contabilidad distribuida reemplazaría así a “los procesos manuales basados en papel, algunos creados hace siglos, que derivan en complejidades y demoras”.

De hecho, el informe cuenta con un apartado exclusivamente dedicado a este asunto, titulado “Financing: Suffering under the paper monster” (“Financiación: sufrimiento bajo el monstruo de papel”).

Dice el informe del WEF:

La brecha se debe en gran medida a que las PYMES están enormemente desatendidas, lo que se combina con el todavía enorme volumen de papel necesario para la comunicación entre agentes de aduanas, transitarios, transportistas y una miríada de agencias gubernamentales.

En cuanto al sector bancario se refiere, el informe señala que las entidades están adoptando diferentes estrategias para acabar sustituyendo al papel por un enfoque enteramente digital, con muchos de ellas asociándose con proveedores digitales, usando API y sumándose a consorcios como Batavia, R3 o, en Europa, we.trade, cuya plataforma ya opera en España gracias al Santander.

Esta no es ni mucho menos la primera vez que el Foro Económico Mundial realiza predicciones optimistas respecto al potencial de la tecnología ‘blockchain’. Ya en 2016, el organismo internacional con sede en Ginebra publicó un informe en el que auguraba que la cadena de bloques se acabaría convirtiendo en el núcleo del sistema financiero mundial. Y, en octubre pasado, publicaba un interesante trabajo en el que advertía a los bancos centrales del enorme riesgo de no producir moneda digital.

Fuente:

Seguir leyendo:

 

X

Añadir Comentario

Comentarios